CONDADO DE ESCAMBIA, Fla. (WKRG) — Una mujer de 72 años, residente de Pensacola, pasará el resto de su vida en prisión después de que un juez del condado de Escambia la sentenció a cadena perpetua por dispararle seis veces a su vecino.

El 9 de noviembre, la jueza del Tribunal de Circuito Linda Nobles condenó a Yagaunda Grace Buschbaum a cadena perpetua en el Departamento Correccional de Florida por intento de asesinato en segundo grado con un arma de fuego.

El 29 de julio, Buschbaum fue declarada culpable del delito después de un juicio de dos días.

En la noche del 25 de septiembre de 2020, Buschbaum le disparó seis veces a su vecino en Myrtle Grove Villa Apartments. Aunque gravemente herida, la víctima sobrevivió. Según la Abogacía del Estado, tres días antes del tiroteo, Buschbaum hizo una denuncia falsa contra la víctima, lo que resultó en una orden de arresto en su contra. En la noche del tiroteo, la acusada llamó a la policía para que llegara a entregar la orden. Antes de que llegara la policía, Buschbaum atrajo a la víctima más cerca de la puerta trasera de su apartamento con el pretexto de darle un regalo, luego le disparó seis veces y afirmó que estaba tratando de entrar en su apartamento.

La víctima fue llevada a Baptist Hospital por lo que los agentes no pudieron entrevistar a la víctima porque estaba en cirugía. Los investigadores hicieron un seguimiento unos días después y el hombre dijo que Buschbaum “desarrolló sentimientos románticos por él” y tuvo que impedir físicamente que ella lo besara. Dijo que ella quería una relación pero él no. Dijo que Buschbaum, su vecino, se volvió “obsesiva, casi como una acosadora”, según el informe del arresto.

Debido a que la implicada fue acusada bajo el estatuto 10-20-LIFE de Florida, los primeros veinte años de la sentencia de Buschbaum también se cumplirán como una sentencia mínima obligatoria, según la Oficina del Fiscal del Estado.

El arresto y la investigación fueron realizados por la Oficina del Sheriff del Condado de Escambia. La fiscal estatal adjunta Amy Shea procesó el caso en nombre de Ginger Bowden Madden.