TAMPA, Fla. (WFLA) – El huracán Ian fue uno de los huracanes más mortíferos que azotó a los EEUU en los últimos 20 años.

En Florida, 148 personas murieron después de que Ian arrasara el estado, en su mayoría a causa de la marejada ciclónica.

Una investigación de NBC encontró que la mayoría de las muertes podrían haberse evitado.

“La tormenta de finales de septiembre expuso las deficiencias en la forma en que los gobiernos locales comunican el riesgo que representan los huracanes, deciden cuándo ordenar las evacuaciones e identifican y ayudan a los residentes más vulnerables”, afirma el informe. “Ian también ilustró el desafío de proteger a las comunidades costeras densamente pobladas del clima extremo empeorado por el cambio climático; miles de residentes costeros optaron por no evacuar. Algunos dijeron que no tenían suficiente advertencia, mientras que otros desconocían el peligro o carecían de los recursos”.

Puedes leer el informe completo en NBCNews.com.