MIAMI (AP) — Un juez dio su aprobación final el jueves a un acuerdo de más de mil millones de dólares para las víctimas del derrumbe de un edificio de condominios frente a la playa de Florida que mató a 98 personas, una de las fallas de construcción más letales en la historia de Estados Unidos.

La decisión del juez de circuito de Miami-Dade, Michael Hanzman, se produjo un día antes del primer aniversario del desastre de Champlain Towers South en el suburbio de Surfside, en Miami. El juez elogió a las docenas de abogados involucrados por evitar lo que podrían haber sido años de litigio sin un resultado seguro para las víctimas.

“Nunca será suficiente para compensarlos por la trágica pérdida que han sufrido”, dijo el juez. “Este acuerdo es lo mejor que podemos hacer. Es un resultado notable. Es extraordinario”.

El acuerdo establece un fondo de 1020 millones de dólares para las personas que perdieron familiares en el derrumbe del edificio de 12 pisos, así como para aquellos que sufrieron lesiones físicas o mentales. Los abogados dijeron que hay otros $200 millones disponibles de la propia asociación de condominios de Champlain Towers, incluido el seguro.

Se destinan alrededor de $100 millones para honorarios legales, ese número se finalizará en septiembre, y $96 millones reservados para propietarios que perdieron una de las 136 unidades en el edificio según el valor tasado de cada una. Van desde unidades más caras de cuatro dormitorios con vista al mar hasta unidades de menor valor con solo un dormitorio.

El proceso para determinar el valor de las reclamaciones por las 98 muertes y lesiones concluirá el 26 de agosto, dijo Hanzman. Cada persona que presentó un reclamo antes de la fecha límite del 18 de julio tiene derecho a una audiencia privada ante un juez, pero eso no es obligatorio.

El problema será averiguar cuánto vale una vida o una lesión. Las reclamaciones de compensación por la pérdida de la vida generalmente involucran varios factores y podrían incluir, por ejemplo, el potencial de ingresos de por vida del difunto.

“Mi objetivo es realmente hacerlo lo menos doloroso posible”, dijo Hanzman.

Ninguna víctima presentó objeciones al acuerdo o decidió optar por no participar, dijo el síndico designado por el tribunal, Michael Goldberg. Varias personas que perdieron familiares o propiedades dijeron en la corte el jueves que están agradecidas por una conclusión tan rápida de una experiencia horrible.

Raysa Rodríguez, quien sobrevivió al derrumbe en una unidad del noveno piso que inicialmente quedó intacta, no tuvo más que elogios por el resultado.

“No tienes idea del alivio que esto es para mí personalmente”, dijo Rodríguez. “Estoy tan cansado. Solo quiero que esto se haga. Quiero que estas almas descansen”.

El fallo se produjo durante lo que se llama una audiencia de equidad, en la que cualquier persona que tenga objeciones al acuerdo puede presentarlas mientras el juez determina si el acuerdo es “justo, razonable y adecuado”, según documentos judiciales.

El dinero proviene de 37 fuentes diferentes, incluidas compañías de seguros, empresas de ingeniería y un condominio de lujo cuya reciente construcción al lado se sospecha que contribuye al daño estructural de Champlain Towers South. Ninguna de las partes admite haber actuado mal.

Un desarrollador multimillonario de Dubai está listo para comprar el sitio junto a la playa de 1,8 acres (1 hectárea) por $ 120 millones, lo que contribuirá al acuerdo. Se espera que esa transacción se cierre a fines de julio.

Las personas podrían comenzar a recibir cheques por sus pérdidas en septiembre, dijo el juez.

Champlain Towers South tenía una larga historia de problemas de mantenimiento y se han planteado dudas sobre la calidad de su construcción original y las inspecciones a principios de la década de 1980. Otros posibles factores incluyen el aumento del nivel del mar causado por el cambio climático y el daño causado por la intrusión de agua salada.

Es probable que falten años para una conclusión final sobre la causa. El Instituto Nacional de Estándares y Tecnología, que lidera la investigación federal sobre el colapso, dijo recientemente que pronto comenzarán las pruebas invasivas en muestras de material del sitio del colapso.

Las pruebas ayudarán a los investigadores a encontrar fallas potenciales en los elementos estructurales del edificio al observar cosas como la densidad de los materiales, qué tan porosos eran y si hubo corrosión, dijo el NIST.

Florida requerirá la recertificación en todo el estado de los condominios de más de tres pisos de altura según la nueva legislación que el gobernador republicano Ron DeSantis promulgó como ley el mes pasado en respuesta al desastre.

El número de muertos en el colapso de Champlain Towers se encuentra entre los más altos en la historia de EE. UU. entre desastres similares. El colapso de la pasarela del Hyatt Regency de 1981 mató a 114 personas y el desastre de una fábrica de Massachusetts en 1860 mató a entre 88 y 145 trabajadores.


Anderson contribuyó a esta historia desde St. Petersburg, Florida.