TAMPA, Fla. (WFLA) – Un adolescente de Florida salió de la cárcel bajo arresto domiciliario meses después de que supuestamente se estrelló contra un vehículo a alta velocidad, matando a seis personas, según WPBF.

Las autoridades dicen que Noah Thomas Galle, de 18 años, conducía a 151 mph cuando chocó por detrás con un Nissan con seis personas adentro. Todas las víctimas trabajaban en Pero Family Farms y salían del trabajo cuando ocurrió el accidente.

La declaración jurada decía que el BMW de Galle empujó la parte trasera del Nissan “hacia adelante varios pies hacia el compartimiento de pasajeros”. El Nissan entró en la mediana central y volcó.

Cinco personas dentro del vehículo fueron declaradas muertas en la escena. Uno fue llevado al Centro Médico Delray, donde luego murió.

Las víctimas fueron identificadas como Mirlaine Innocent Julceus, 45, Remize Michel, 53, Marie Michelle Louis, 60, Michel Louis Saint, 77, Filaine Dieu, 46 y Vanice Percina, 29.

“Esta ha sido una situación muy, muy difícil para toda mi familia, mi hermana, yo y mi hija”, dijo la hija de Marie Louis, Lyndie Louis. “Tiene 8 años. Cada vez que llega a casa pregunta: ‘¿Por qué no puede volver la abuela, mamá?’ Mi mamá era una mujer muy cariñosa y devota”.

“Esta situación esencialmente ha roto a su familia. Mirlaine ha dejado una hija de 10 años que básicamente tiene que ser criada sin su madre”, dijo la sobrina de Julceus, hablando en nombre del esposo de su tía. “Él solo quiere que haya justicia para esta situación”.

Al día siguiente, la oficina del alguacil se enteró de que Galle había compartido varias publicaciones en Instagram y TikTok, en las que se lo veía conduciendo a altas velocidades. Un video supuestamente lo mostraba conduciendo a 181 mph.

Galle fue acusado de seis cargos de homicidio vehicular y su fianza se fijó en $300,000.

Se declaró inocente de todos los cargos el 20 de abril y se le ordenó permanecer en detención juvenil mientras el caso se transfería a un tribunal penal para adultos.

El abogado de Galle argumentó que Galle tenía tendencias suicidas después del accidente y necesitaba estar bajo supervisión en su casa. La abogada, Liz Parker, dijo que el adolescente tiene “condiciones médicas inusuales” y ha estado tomando medicamentos psiquiátricos desde que tenía 12 años.

“Además, desde la noche del accidente, señoría, ha tenido muchas dificultades para lidiar con la tragedia y ha estado viendo a un psiquiatra”, dijo Parker.

El lunes, WPBF informó que Galle estaba fuera de la cárcel bajo arresto domiciliario. No se le permite salir de casa a menos que sea por motivos médicos y no debe tener contacto con los familiares de las víctimas, informó la estación de noticias.