NAPLES, Fla. (WFLA) – Un hombre de Florida admitió haber robado $2.6 millones en fondos de ayuda de COVID-19 para comprar casas, un bote y un anillo de compromiso, según el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

El Departamento de Justicia dijo que Daniel Joseph Tisone, de 35 años, de Naples, presentó documentos falsos para las solicitudes de préstamo del Préstamo por daños económicos por desastre, el Programa de préstamos Main Street y el Programa de protección de cheques de pago (PPP).

Las solicitudes mintieron sobre los antecedentes penales de Tisone, los ingresos de su negocio, la nómina mensual promedio y la cantidad de empleados.

“En apoyo de las solicitudes fraudulentas de EIDL, PPP y MSLP, Tisone presentó documentos de nómina e impuestos falsos y ficticios, así como un contrato de arrendamiento comercial falso”, dijo el Departamento de Justicia. “Además, Tisone usó de manera fraudulenta los medios de identificación de personas que pretendían trabajar para las empresas de Tisone, incluidos sus nombres, fechas de nacimiento y números de Seguro Social (SSN) para presentar documentos de nómina y de impuestos sobre la nómina falsos y fraudulentos”.

Según las autoridades, Tisone robó $2,617,447.17, que usó para comprar casas en Naples, acciones, un bote Tiara 34LS 2019, un anillo de compromiso de 4.02 quilates y más de 800 rondas de municiones variadas.

Siendo ya un delincuente convicto, Tisone no debería haber tenido las municiones en primer lugar.

Tisone se declaró culpable de fraude electrónico, fraude bancario, transacción monetaria ilegal y posesión de municiones por parte de un delincuente convicto. Como parte de su acuerdo con la fiscalía, tuvo que devolver sus dos propiedades, su bote y su anillo de compromiso, junto con otros artículos.

Enfrenta hasta 30 años en una prisión federal por cada cargo de fraude electrónico y fraude bancario, hasta 10 años por el cargo de transacción monetaria ilegal y hasta 10 años por posesión de municiones.