CORAL SPRING, Fla. (AP) – Una agente de bienes raíces del sur de Florida recibió un disparo mortal a manos de un hombre recientemente desalojado que pensó erróneamente que ella era la antigua propietaria de la vivienda.

Las autoridades dicen que Sara Trost había estado esperando afuera de una casa en Coral Springs, Florida, esperando reunirse con un comprador potencial, cuando recibió un disparo fatal dos días antes de Navidad.

Según la policía de Coral Springs, el sospechoso Raymond Reese, llamó al 911 después del tiroteo y le dijo a un despachador que le había disparado a la antigua propietaria y creía que ella estaba muerta.

Reese enfrenta un cargo de asesinato en primer grado luego de su arresto el jueves. Los registros judiciales en línea mostraron que no figuraba ningún abogado para él.