CLEARWATER, Fla. (WFLA) – Un hombre de 67 años que quedó varado en su bote durante el huracán Ian dijo que está agradecido de estar vivo y dio gracias a la Guardia Costera de Estados Unidos.

La Guardia Costera lo rescató durante la tormenta y, una semana después, David Littlefield, de 67 años, pudo agradecer personalmente a la tripulación.

El bote de 44 pies de Littlefield se inclinó de costado y estaba sumergido casi por completo cuando fue rescatado.

“Estos muchachos son geniales y merecen todo el reconocimiento que les puedas dar”, dijo Littlefield.

Se dirigía hacia el sur en su bote cerca de Pine Island South en un intento de dejar atrás a Ian.

“El viento y las olas hicieron girar el bote 90 grados sobre su lado de estribor, el agua comenzó a entrar”, dijo.

Esto hizo que lo arrojaran violentamente. Littlefield sabía que estaba en problemas, así que se puso el chaleco salvavidas, envió un mayday y activó su EPIRB.

“No se asuste y eso es lo más importante: debe mantener la cabeza fría, confiar en el entrenamiento de la experiencia y esperar lo mejor”, dijo Littlefield.

Después de 12 horas afuera en su cubierta y con vientos huracanados, Littlefield finalmente escuchó el sonido de un helicóptero de la Guardia Costera sobre su cabeza.

“Verlo de nuevo y saber que está a salvo, sabes, es genial, realmente lo es”, dijo el suboficial de segunda clase Jethro Hauser. “Es una buena sensación”.

Hauser estaba en el agua para ayudar a izar a Littlefield.

“Me agarró y las primeras palabras que salieron de su boca fueron ‘gracias’”, dijo Hauser.

Hasta el momento, la Guardia Costera dice que ha rescatado a 746 personas y unas 100 mascotas.