FORT LAUDERDALE, Florida, EE.UU. (AP) — La selección del jurado en el tiroteo masivo más mortífero que haya ido a juicio comenzará el lunes con la evaluación preliminar del panel que determinará si Nikolas Cruz será ejecutado por asesinar a 17 estudiantes y miembros del personal en una escuela secundaria en Parkland, Florida.

Funcionarios de la corte dicen que 1,500 candidatos o más podrían ser llevados ante la jueza de circuito Elizabeth Scherer, los fiscales y los defensores públicos de Cruz para una evaluación inicial durante las próximas semanas. El panel final estará compuesto por 12 jurados más ocho suplentes. Cruz, de 23 años, se declaró culpable en octubre de la masacre del 14 de febrero de 2018 en la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas, lo que significa que el jurado solo decidirá si recibe una sentencia de muerte o cadena perpetua sin libertad condicional.

Otros siete asesinos estadounidenses que dispararon fatalmente a al menos 17 personas murieron durante o inmediatamente después de sus ataques, ya sea por suicidio o a manos de la policía. El sospechoso de la masacre de 23 personas en 2019 en un Walmart de El Paso, Texas, todavía está en espera de juicio.

Los juicios por pena de muerte en Florida y gran parte del país a menudo tardan dos años en comenzar debido a su complejidad, pero el de Cruz se retrasó aún más por la pandemia de COVID-19 y las extensas disputas legales.

Tony Montalto, cuya hija de 14 años, Gina, murió en el ataque, dijo que el juicio “ha tardado mucho en llegar”.

“Solo espero que todos recuerden a las víctimas”, dijo. Cruz, dijo, “le contó al mundo sus planes en las redes sociales, llevó a cabo esos planes de manera fría y calculada y asesinó a mi hermosa hija, a 13 de sus compañeros de clase y a tres de sus maestros”.

Los padres y cónyuges de las víctimas que han hablado públicamente dijeron que están a favor de la ejecución de Cruz. Montalto no ha respondido directamente a la pregunta, pero ha dicho en múltiples ocasiones que Cruz “merece todas las oportunidades que le dio a Gina y a los demás”.

Comenzando el lunes hasta el miércoles y durante la mayor parte de las próximas semanas, los posibles miembros del jurado serán llevados a la sala del tribunal en grupos de 60, aproximadamente cuatro por día.

Se les preguntará si pueden dejar de lado cualquier animosidad hacia Cruz y juzgar el caso de manera justa. Luego se les preguntará si están disponibles de junio a septiembre. De cada grupo, Scherer espera que queden cinco.

Los candidatos que pasen esos obstáculos serán llevados a otra sala, donde completarán un cuestionario sobre sus antecedentes y creencias para que los abogados lo revisen más tarde. Serán devueltos en varias semanas para un interrogatorio individual. Para calificar para el jurado, deben decir que pueden votar por la pena de muerte si la evidencia respalda ese veredicto, pero tampoco creen que deba ser obligatoria por asesinato.

Tanto los fiscales como la defensa pueden recusar a cualquier posible miembro del jurado por causa. Scherer eliminará a los candidatos que los abogados de ambos lados la han convencido que tendrían prejuicios contra su lado. Cada lado también obtendrá al menos 10 huelgas perentorias, donde cualquiera puede eliminar a un candidato por cualquier motivo, excepto raza o género.

Para Cruz, un exalumno de Stoneman Douglas, para obtener la pena de muerte, el jurado debe acordar por unanimidad que los factores agravantes como el número de personas que mató, su planificación y su crueldad superan a los factores atenuantes como su enfermedad mental de por vida y la muerte de sus padres.

Si algún miembro del jurado no está de acuerdo, Cruz recibirá cadena perpetua.