ALBUQUERQUE, NM (KRQE) – Cuando un accidente en la escuela llevó a Meiah Tafoya, de 12 años, a la sala de emergencias, su familia afirma que tuvo que esperar 10 horas antes de que la operaran.

La familia está presentando una demanda contra un hospital de Albuquerque, Nuevo México, alegando que debería haber recibido ayuda antes.

Stephanie Sedillo dijo que comenzó el 14 de octubre de 2022, cuando su hija, Meiah, se cayó y se lastimó la pierna en la escuela. “Recibí una llamada de la escuela, diciendo que había un incidente y que los rescatistas estaban de camino, y eso es todo lo que me dijeron, así que corrí a la escuela”, dijo Sedillo.

Meiah Tafoya fue trasladada de urgencia al Hospital Presbiteriano de Albuquerque.

“Me estaba volviendo loca, como, mucho porque realmente no podía mover mi pierna, y tenía miedo de que se rompiera, lo cual ocurrió”, dijo Meiah.

Sedillo dijo que su hija fue evaluada y le hicieron una radiografía en la pierna izquierda, pero luego esperó 10 horas antes de que la volvieran a ver. Sedillo dijo que repetidamente le dijo al personal médico que la pierna de Meiah se estaba enfriando, pero le dijeron que esperara.

“El tipo finalmente dijo que comenzó a entrar en pánico porque se dio cuenta de que su pierna estaba fría y ella estaba gritando tan locamente que dijo: ‘Tenemos que transportarla a la UNM'”, recordó Sedillo.

Un cirujano pediátrico del Hospital de la Universidad de Nuevo México determinó que la pierna izquierda de Meiah tendría que ser amputada. Meiah tuvo que someterse a más de cuatro cirugías y pasar más de tres meses en el hospital, dijo su familia.

“Ha sido un infierno, ha sido duro”, dijo Sedillo.

Sedillo cree que a Meiah no le habrían tenido que amputar la pierna si la hubieran visto antes en el Presbiteriano. La familia ahora está demandando al hospital, alegando negligencia médica, diciendo que actuaron “irrazonablemente” y no brindaron un tratamiento “oportuno”.

“Vamos a descubrir exactamente por qué sucedió esto y, con suerte, evitaremos que algo así le vuelva a suceder a alguien más”, dijo el abogado Todd Bullion, que representa a la familia Sedillo, junto con el abogado Jason Bowles.

KRQE de Nexstar contactó al Hospital Presbiteriano para obtener comentarios, pero no recibió respuesta al momento de la publicación.

Según documentos judiciales, el hospital dijo que no tiene suficiente información sobre las acusaciones. Establece que “todas las alegaciones de la denuncia” “no se admiten ni se niegan expresamente”.

La familia ha creado un GoFundMe para ayudar a pagar los gastos médicos. A pesar del incidente, Meiah dijo que trata de concentrarse en los aspectos positivos de su vida. “Es un poco fácil, un poco difícil. Sin embargo, voy a superarlo”, dijo.