FORT LAUDERDALE, Florida, EE.UU. (AP) — Los familiares de tres de las 17 víctimas del tirador escolar de Florida Nikolas Cruz dieron un testimonio desgarrador sobre cómo sus muertes en 2018 en la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas de Parkland han afectado sus vidas.

Las familias de Joaquín Oliver, Alaina Petty y el maestro Scott Beigel detallaron el lunes amores perdidos, momentos perdidos e incluso recuerdos que se desvanecen.

La hermana de Oliver fulminó con la mirada a Cruz cuando abandonó el estrado de los testigos, mientras que otras familias parecían no mirarlo.

Cruz se declaró culpable de los 17 asesinatos que ocurrieron en el Día de San Valentín de 2018.

Los miembros del jurado están decidiendo si será condenado a muerte oa cadena perpetua sin libertad condicional.