TAMPA, Fla. (WFLA – Los abogados del Departamento de Justicia defendieron esta semana la ley federal que prohíbe a los usuarios de marihuana comprar armas. La comisionada de Agricultura de Florida, Nikki Fried, demandó a la administración de Biden a principios de este verano, argumentando que la política viola los derechos de los pacientes de marihuana medicinal.

En una moción presentada el lunes, los abogados afirmaron que “el consumo de marihuana afecta el juicio”, como lo expresa la Junta de Medicina de Florida, “la capacidad de pensar, juzgar y razonar. Por lo tanto, es peligroso confiar en que los consumidores habituales de marihuana ejerzan un buen juicio mientras están intoxicados”.

Los usuarios de drogas en Estados Unidos tienen prohibido legalmente comprar armas de fuego según la ley federal, si fuman marihuana e incluso si tienen una licencia médica estatal válida para hacerlo.

Antes de comprar un arma, el comprador debe completar el formulario ATF 4473, que pregunta si es “un usuario ilegal o adicto a la marihuana” u otra sustancia controlada. Agrega una advertencia específica de que “el uso o la posesión de marihuana sigue siendo ilegal según la ley federal, independientemente de si se ha legalizado o despenalizado con fines medicinales o recreativos en el estado donde reside”.

Fried respondió a la moción, calificándola de “más que decepcionante”.

“El argumento del DOJ es tan ofensivo como inexacto, utiliza jurisprudencia centenaria y hace afirmaciones falsas que demonizan a los pacientes de marihuana medicinal, incluida la perpetuación de estereotipos perjudiciales de que los consumidores de cannabis son peligrosos o tienen enfermedades mentales”, escribió Fried en un comunicado. El caso aún se encuentra en sus primeras etapas; aún no se han anunciado fechas de juicio o audiencia.