SURFSIDE, Florida, EE.UU. (AP) — Un desarrollador multimillonario de Dubai pagará 120 millones de dólares para adquirir el sitio donde se ubicaba un condominio del sur de Florida que se desplomó en junio pasado, luego de que nadie más presento una oferta antes de que el viernes por la noche venciera el plazo para la subasta de la próxima semana.

En el desastre murieron 98 personas.

Michael Fay, de Avison Young, dijo que cientos de posibles compradores habían mostrado interés en la propiedad, pero a la larga ninguno estaba preparado para igualar la sólida puja inicial de Hussain Sajwani, de DAMAC Properties. Avison Young es la firma de bienes raíces que fue nombrada para que vendiera el terreno como parte de una demanda colectiva.

La subasta del terreno de 0.72 hectáreas (1.8 acres) en Surfside estaba programada para el martes. Este mes, las familias de las víctimas llegaron a un acuerdo por 997 millones de dólares con funcionarios locales, los desarrolladores de un edificio adyacente y otros a los que responsabilizan del desplome del edificio de 12 pisos y 40 años de antigüedad junto a la playa en la madrugada del 24 de junio.

La mayor parte del conjunto Champlain Towers South se vino abajo repentinamente a eso de la 1:20 de la mañana mientras la mayoría de sus ocupantes dormían. Sólo tres personas sobrevivieron al desplome. No se halló a ningún otro sobreviviente a pesar de que los rescatistas excavaron las 24 horas en una pila de escombros de 12 metros (40 pies) de altura durante dos semanas. Otras tres docenas de personas se encontraban en la porción del edificio que no se cayó.

En el condominio había residentes y visitantes de distintos orígenes: judíos ortodoxos, latinoamericanos, israelíes, europeos y estadounidenses del noreste que acudían para disfrutar del clima soleado.

El Instituto Nacional de Estándares y Tecnología está investigando las causas del desplome, un proceso que se prevé se lleve años.