MIAMI (AP) — El condado de Miami-Dade acordó pagar un récord de $4 millones por el cuidado de una niña cuya médula espinal fue cortada en un accidente con un patrullero de la policía.

El oficial se dirigía a toda velocidad a una intersección con semáforos que no funcionaban cuando se acercaba un huracán hace casi seis años.

El acuerdo adicional de $3.8 millones es el reclamo más grande que el condado haya pagado jamás, y supera con creces los $200,000 iniciales que el condado ya pagó por Yeilyn Quiroz Otero.

Pero está muy por debajo de lo que necesitará.

Después de pagar las facturas médicas y legales pasadas, recibirá alrededor de $1.5 millones. Sus abogados dijeron que solo sus necesidades médicas de por vida costarán $11 millones.