MELBOURNE BEACH, Fla. (WFLA) – Los familiares de un hombre desaparecido de Florida cuyo bote llegó a la costa con el motor en marcha dijeron que todavía cuestionan algunas cosas sobre su desaparición.

Según un informe de WPBF, Dale Hossfield, de 68 años, salió de Fort Pierce Inlet alrededor de las 2 p.m. del 18 de mayo en su bote de pesca ProLine de 29 pies. El bote fue encontrado cuatro días después, varado a unas 50 millas al norte en Melbourne Beach con el motor aún en marcha, pero Dale no se encontraba por ninguna parte.

En su primera declaración pública desde la desaparición, los hijos de Dale dijeron que su desaparición parece muy sospechosa.

“Creo que hay muchas cosas que simplemente no encajan. Creo que quedan algunas preguntas sobre su desaparición y muerte”, dijo su hijo Gabriel Whalen, exinvestigador del Ejército de EE.UU.

El GPS en el bote de Dale mostró que viajó 40 millas mar adentro antes de dar la vuelta y regresar. Luego, mostró que el barco tomaba un giro brusco hacia el norte hacia Melbourne.

“Se apagó, lo cual no era su rutina normal; era una criatura de hábitos y luego, de repente, da algunas vueltas y sube hasta la costa en Melbourne, a la que nunca fue”, dijo Gabriel.

“El hecho de que estuvo solo durante tanto tiempo y tan lejos de la costa no parece tener sentido. No parece estar pescando, no había carnada ni nada por el estilo en el bote”, dijo la hija de Dale, Melinda.

Los agentes de la oficina del alguacil del condado de Brevard encontraron la billetera, las llaves, el teléfono celular y los pantalones cortos de Dale en el bote. A pesar de que la Guardia Costera buscó en más de 3,200 millas cuadradas en condiciones despejadas, Dale nunca fue encontrado.

“Pienso que quedó envuelto en algo, y creo, creo que alguien estaba en el agua con él ese día, y creo que se deshicieron de él”, dijo Gabriel.

Se espera que la Comisión de Pesca y Vida Silvestre de Florida publique pronto su informe final sobre la investigación de la desaparición de Dale.