(NewsNation) — Los agentes de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos están buscando a un grupo de migrantes que estaban a bordo de un barco que se hundió en Stock Island, Florida, luego de quedar atrapados en las inclemencias del tiempo provocadas por el huracán Ian.

Agentes de la Patrulla Fronteriza y miembros de la Oficina del Sheriff del Condado de Monroe respondieron el miércoles al desembarco de migrantes, según un tuit del agente jefe de la Patrulla Fronteriza del Sector de Miami, Walter Slosar.

Cuatro inmigrantes cubanos nadaron hasta la orilla después de que el barco se hundiera. La Guardia Costera del Sudeste inició una operación de búsqueda y rescate para buscar a otras 23 personas, tuiteó Slosar.

Más tarde ese mismo día, el miércoles, la Guardia Costera tuiteó que tres de los migrantes habían sido rescatados 2 millas al sur de Boco Chica. Fueron hospitalizados con agotamiento y deshidratación.

Detalles adicionales sobre la búsqueda o las condiciones de los pasajeros no estuvieron disponibles de inmediato.

El poderoso huracán Ian tocó tierra cerca de Cayo Costa, a unas 20 millas de Fort Myers, produciendo vientos máximos sostenidos de 150 mph, solo 7 mph antes de intensificarse a categoría 5, según el Centro Nacional de Huracanes.

La Patrulla Fronteriza de Estados Unidos ha advertido a los migrantes que no se lancen al agua. Durante el último fin de semana, Solasar tuiteó que 50 inmigrantes de Cuba fueron detenidos después de llegar a los Cayos de Florida en embarcaciones improvisadas.

Otros siete fueron detenidos en Pompano Beach un día antes de que el huracán Ian comenzara a azotar la costa del otro lado del estado.

Aquellos que intentan escapar de Cuba han intentado el peligroso viaje durante años, sin embargo, parece ser una tendencia creciente. La Guardia Costera de Estados Unidos le dijo a CNN que desde octubre pasado , cerca de 6,000 cubanos han sido interceptados.