FORT MYERS, Florida, EE.UU. (AP) — Una mujer vegana condenada por asesinato por la muerte por desnutrición de su hijo pequeño debe esperar un poco más para conocer su sentencia.

Sheila O’Leary, de 38 años, cuya familia siguió una dieta vegana estricta, fue condenada en junio por seis cargos: asesinato en primer grado, abuso infantil agravado, homicidio involuntario agravado, abuso infantil y dos cargos de negligencia infantil, por la muerte de Ezra O. ‘Leary. Su sentencia fue pospuesta del lunes al 15 de agosto en el condado de Lee, Florida.

Su esposo Ryan Patrick O’Leary enfrenta juicio por los mismos cargos este mes. Los investigadores dijeron que la pareja les dijo que la familia solo comía frutas y verduras crudas, aunque el niño también tomaba leche materna. El niño pesaba solo 17 libras (8 kilogramos) y tenía el tamaño de un bebé de siete meses, según un informe policial.

“Este niño no comía. Estuvo muerto de hambre durante 18 meses”, dijo durante el juicio Francine Donnorummo, jefa de la unidad de víctimas especiales en la Oficina del Fiscal Estatal del Condado de Lee.

La pareja tenía otros dos hijos, de 3 y 5 años, que también estaban desnutridos, dijeron los investigadores. Un cuarto niño había sido devuelto a su padre biológico durante un caso anterior de desnutrición en Virginia, según muestran los registros judiciales.

Su abogado mostró fotos de O’Leary con uno de sus hijos durante el juicio, tratando de demostrar que nunca tuvo la intención de hacerles daño.

“¿Se parece a una madre que quiere matar a su hijo?” dijo el abogado Lee Hollander. “Solo porque sucedió no significa que ella cometió un crimen”.

Hollander solicitó un nuevo juicio, diciendo que los “errores” llevaron a su condena. Si se concede esa moción, dijo que quiere un nuevo abogado y le dijo al juez en julio que su abogado no la defendió como ella quería.