TAMPA, Fla. (WFLA) – La nave espacial Artemis I de la NASA, programada para despegar en solo seis días, sufrió “muy pequeños daños” durante el paso de la tormenta tropical Nicole sobre gran parte del sur y centro de Florida el jueves.

La agencia espacial pública dijo que se realizó una verificación inicial del cohete, la nave espacial y los sistemas terrestres utilizando cámaras en la plataforma de lanzamiento.

“Las inspecciones de la cámara muestran muy pequeños daños, como masilla suelta y desgarros en los revestimientos contra la intemperie”, dijo Jim Free, Administrador Asociado de Desarrollo de Sistemas de Exploración de la NASA. “El equipo llevará a cabo inspecciones adicionales del vehículo en el sitio pronto”.

Free agregó que su equipo de ingenieros de la NASA tomó la decisión de mantener a Orion y SLS en la plataforma de lanzamiento “muy en serio”, y determinó que regresar al edificio de ensamblaje de vehículos sería “demasiado arriesgado con vientos fuertes”.

El equipo finalmente decidió que la plataforma de lanzamiento era el lugar más seguro para que el cohete resistiera la tormenta.

“Si bien los sensores de viento en la plataforma de lanzamiento detectaron ráfagas de viento máximas de hasta 82 mph a un nivel de 60 pies, esto está dentro de la capacidad del cohete”, dijo Free. “Anticipamos limpiar el vehículo para esas condiciones en breve”, agregó Free.

La NASA dijo que planea intentar el lanzamiento de la misión el miércoles 16 de noviembre si las condiciones son seguras para que los empleados regresen al trabajo y las inspecciones pasan después de la tormenta.