OCALA, Fla. (WFLA) – Un trabajador del Servicio Postal de los Estados Unidos encontró a un niño desnudo con la nariz ensangrentada en una calle de Florida el miércoles por la mañana, dijo el Departamento de Policía de Ocala.

La policía dijo que el cartero llamó al 911 cuando vio al niño en la calle.

Los oficiales dijeron que el niño tenía varios rasguños, un hematoma cerca del ojo derecho y sangre en la nariz. El niño también estaba cubierto de arena.

El pequeño fue llevado a un hospital para recibir atención médica.

Los oficiales dijeron que comenzaron a revisar las casas cercanas para averiguar de dónde venía el niño. La policía dijo que encontraron una casa con dos puertas abiertas.

Afuera de la casa, la policía dijo que encontraron pañales sucios, asientos de automóvil en el patio y un cochecito de bebé en el porche.

Los oficiales dijeron que sospechaban que el niño vivía en esa casa.

La policía dijo que tocaron la puerta varias veces pero no obtuvieron respuesta. Temiendo que algo pudiera estar mal, los oficiales ingresaron a la casa para un chequeo de bienestar.

La policía dijo que los padres del niño y un bebé fueron encontrados durmiendo.

Los padres dijeron a los oficiales que Qualinda Robinson, de 33 años, que también vive en la casa, estaba cuidando al niño. Robinson no estaba en la casa cuando llegaron los oficiales, así que la llamaron y ella regresó.

Robinson le dijo a los oficiales que le envió un mensaje de texto a la madre del niño esa mañana para decirle que saldría de la casa para ir a la tienda. La policía dijo que cuando Robinson se fue, no verificó si cuidarían al niño.

“Debido a la negligencia de la Sra. Robinson, el niño fue encontrado desnudo en la calle, con múltiples rasguños y la nariz ensangrentada”, publicó la policía en Facebook.

La policía de Ocala dijo que Robinson fue acusada de negligencia infantil sin grandes daños corporales. La llevaron a la cárcel del condado de Marion.