FORT LAUDERDALE, Fla. (AP) — Un cliente de un restaurante en Fort Lauderdale murió de una infección bacteriana después de comer ostras crudas. Un hombre de Pensacola murió de la misma manera este mes. Ambos casos involucraron ostras de Luisiana.

Gary Oreal, quien administra el Rustic Inn, le dijo al South Florida SunSentinel que el hombre que murió había trabajado hace años en el restaurante famoso por los cangrejos al ajillo.

“En el transcurso de 60 años, hemos servido un par de miles de millones de ostras, y nunca nadie se enfermó como este tipo”, dijo Oreal.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades dicen que la bacteria Vibrio no hace que una ostra se vea, huela o sepa diferente. La agencia dijo que alrededor de 80,000 personas contraen vibriosis en los EE. UU. cada año, y alrededor de 100 personas mueren a causa de ella.

Inspectores del Departamento de Salud de Florida revisaron la cocina del restaurante y examinaron su inventario de ostras el día después de que el hombre se enfermó, dijo Oreal al periódico.

“Aprobamos con gran éxito y se nos permitió continuar vendiendo ostras”, dijo, y agregó que las ostras que se sirven actualmente son de Luisiana. “Si hubiera un problema con el criadero de ostras, lo sabríamos porque otros se habrían enfermado”.

El restaurante tiene un letrero que advierte a los clientes sobre los riesgos de comer mariscos crudos.

“Las ostras son la cima de la montaña para comer alimentos peligrosos”, dijo Oreal. “Los he comido toda mi vida, y continuaré. Pero te estás poniendo en riesgo cuando lo haces”.

El Departamento de Salud de Florida dice que 26 personas se infectaron con la bacteria y seis de ellas murieron luego de comer mariscos crudos, incluidas las ostras, en lo que va del año. En 2021, 10 personas murieron de 34 personas enfermas. En 2020, hubo siete muertes entre los 36 que enfermaron.

La semana pasada, un hombre en Pensacola murió después de contraer la bacteria de las ostras que compró en un mercado, informó el Pensacola News Journal. Esa ostra también vino de Luisiana, dijeron las autoridades.

Las infecciones relacionadas con la bacteria son comunes en las ostras y los mariscos crudos durante los meses de verano, cuando la temperatura del agua es más cálida, dijo al periódico el profesor de la Universidad de West Florida, Robert “Wes” Farr.

“La infección grave es rara, pero el riesgo sigue ahí”, dijo Farr.