WACO, Texas (AP) — Un bateador de Pequeñas Ligas se levantó de una paliza para consolar al lanzador molesto en una escena dramática en un juego del torneo regional de las Pequeñas Ligas el martes en Waco, Texas.

El incidente ocurrió durante una final de Playoff Regional del Suroeste de las Pequeñas Ligas.

El lanzador derecho Kaiden Shelton de Pearland, Texas, se enfrentaba al bateador Isaiah Jarvis de Tulsa, Oklahoma, el martes cuando un lanzamiento de 0-2 se le escapó y se estrelló contra el casco de Jarvis. Jarvis cayó al suelo agarrándose la cabeza mientras sus preocupados entrenadores corrían en su ayuda.

Después de unos momentos, la cabeza de Jarvis se aclaró lo suficiente como para caminar sin ayuda hasta la primera base. Mientras tanto, Shelton se paró en el montículo mirando al suelo llorando por lo sucedido.

Después de un momento, Jarvis caminó hacia el montículo y puso sus brazos alrededor de Shelton, diciéndole: “Oye, lo estás haciendo muy bien. Vamos.” Los compañeros de equipo y el entrenador de Shelton se reunieron alrededor de la pareja para consolar al joven.

El gesto provocó una ovación de pie. Pearland venció a Tulsa 9-4 y avanzó a la Serie Mundial de Pequeñas Ligas en Williamsport, Pensilvania, a partir de la próxima semana.