(NewsNation) — Un icónico y controvertido anuncio de Pizza Hut de 1998 fue sin duda una gran victoria para Pizza Hut y su esfuerzo por llamar la atención mundial sobre su marca. Pero quizás aún más, el comercial de Pizza Hut con el líder de la ex Unión Soviética Mijaíl Gorbachov fue una victoria para el capitalismo occidental.

Gorbachov, que murió el martes a los 91 años, se puede ver en el anuncio entrando en una versión rusa de la cadena estadounidense de comida rápida Pizza Hut con su nieta.

Los clientes que lo ven entrar al restaurante discuten sobre si Gorbachov era o no un buen líder.

“Gracias a él tenemos confusión económica”, dice un cliente descontento.

“Gracias a él tenemos una oportunidad económica”, responde un partidario de Gorbachov.

“Por su culpa tenemos inestabilidad política”, fue la respuesta.

“¡Gracias a él tenemos libertad!”

“¡Caos completo!”

“¡Espera!”

Los dos van y vienen, intercambiando elogios y críticas por Gorbachov antes de que finalmente otro cliente interviene y les recuerda que gracias a Gorbachov, Rusia tiene Pizza Hut. La proclamación hace que todos en el restaurante se pongan de pie.

“Hail Gorbachev”, proclama el restaurante mientras se deleita con su pizza estadounidense.

El anuncio se cierra con un mensaje: “A veces nada une a la gente como una buena pizza caliente de Pizza Hut”.

El comercial se emitió internacionalmente, pero no en Rusia. Se emitió durante el enfrentamiento del Rose Bowl de 1998 entre Michigan y el estado de Washington el 1 de enero de 1998.

Pizza Hut abrió en Rusia en 1990, poco después de que a McDonald’s se le permitiera abrir una tienda en la Rusia soviética, marcando dos de las primeras cadenas occidentales a las que se les permitió hacer negocios allí. Se decía que la barra de ensaladas de Pizza Hut era la primera de su tipo en Rusia.

No fue la única aparición de Gorbachov en un anuncio. En 2007, Gorbachov apareció en un anuncio de Louis Vuitton. Fue fotografiado en un automóvil con una bolsa de Vuitton a su lado mientras pasaba junto al Muro de Berlín.

También ganó un premio Grammy al Mejor Álbum de Palabras Habladas para Niños junto al expresidente Bill Clinton y la actriz italiana Sophia Loren a principios de la década de 2000.