TAMPA, Fla. (WFLA) – A un niño de Ohio de 9 años, que no es ajeno a volverse viral, se le ofreció un regalo mucho más dulce que un caramelo este Halloween. Después de vestirse como una cajita de papas fritas de McDonald’s, ¡ganó el suministro de un año gratis!

Un restaurante McDonald’s en la ciudad de Delaware, Ohio, quedó tan impresionado con el disfraz de Blake Mompher que organizaron una fiesta de Halloween para él y su familia en la que le entregaron un certificado de papas fritas gratis durante un año.

Blake, quien nació con espina bífida, equipó su disfraz accesible para sillas de ruedas y estuvo acompañado por su hermano pequeño, Chance, quien se vistió como un paquete de ketchup.

Una foto mostraba a Blake frente al letrero del restaurante, que tiene un mensaje que dice: “¡Bienvenido Blake! Nuestro mayor fanático de los fritos”.

El CDC define la espina bífida como una condición en la que parte de la médula espinal y la columna vertebral no se forman correctamente.

Según la página de Facebook del Equipo Blake, su familia ha estado elaborando disfraces de Halloween personalizados que incorporan sus ruedas durante los últimos seis años, incluido un autobús escolar y un camión de bomberos. Las papas fritas no fueron su primera incursión en la moda gastronómica: anteriormente se vistió como un plato de Kraft Macaroni and Cheese .

TMX contribuyó a este informe.