(NEXSTAR) – El mundo quedó fascinado por primera vez con la vista estelar de los pilares cósmicos en 1995 gracias al Telescopio Espacial Hubble. Ahora, casi tres décadas después, el telescopio espacial James Webb de la NASA nos brinda una vista aún más impresionante.

Conocidas como los Pilares de la Creación, las torres polvorientas a unos 6,500 años luz de distancia se consideran el lugar de nacimiento de las estrellas.

Según la NASA, los Pilares de la Creación son solo una fracción de una región de formación estelar dentro de la Nebulosa del Águila, que fue descubierta en 1745 por el astrónomo suizo Jean-Philippe Loys de Chéseaux.

Ocultas dentro de las columnas hay estrellas recién nacidas, algunas de las cuales se pueden ver en la imagen más reciente del telescopio James Webb.

Las imágenes una al lado de la otra de los Pilares de la Creación, tal como las ve el Hubble (a la izquierda) y Webb (a la derecha), se pueden ver a continuación. La cámara de infrarrojo cercano de Webb pudo capturar una vista aún más detallada que el Hubble, ofreciendo una mejor visión de las estrellas recién nacidas.

Esta imagen combinada proporcionada por la NASA el miércoles 19 de octubre de 2022 muestra los Pilares de la Creación tal como los captó el Telescopio Espacial Hubble de la NASA en 2014, a la izquierda, y el Telescopio James Webb de la NASA, a la derecha. La nueva vista de luz infrarroja cercana del Telescopio Espacial James Webb nos ayuda a observar más a través del polvo en la región de formación estelar, según la NASA. (NASA, ESA, CSA, STScI vía AP)

Los orbes rojos que se ven en la versión de Webb eventualmente colapsarán bajo su propia gravedad, se calentarán y formarán nuevas estrellas, explica la NASA. Las estrellas que aún se están formando crean líneas similares a lava en los bordes de las columnas.

Cuando se forman nuevas estrellas, la NASA explica que a veces pueden disparar chorros supersónicos que chocan con otro material. Esto puede dar lugar a arcos de choque, dejando patrones ondulados. Esto también crea moléculas energéticas de hidrógeno, causando el brillo carmesí.

Se estima que las estrellas jóvenes que se muestran arriba tienen unos cientos de miles de años, relativamente jóvenes en la vida útil de las estrellas. La NASA utilizará la imagen más reciente de Webb para comprender mejor la formación de estrellas.

Tampoco necesitas un costoso telescopio espacial para ver la Nebulosa del Águila. Según la NASA, la nebulosa se puede ver mejor en julio incluso con un telescopio pequeño. Un telescopio más grande e incluso mejores condiciones de visualización pueden ofrecer un vistazo a los Pilares de la Creación.