Crédito: Brandon Martin/Universidad Rice a través de Storyful

TAMPA, Fla. (WFLA/Tampa Hoy) — Un laboratorio en una Universidad de Texas está reanimando arañas muertas para convertirlas en robots o como el equipo de científicos les ha llamado: necrobóticos.

Una universidad de Texas ha transformado con éxito arañas muertas en pinzas necrobóticas capaces de levantar objetos que pesan más del 130% de su propio peso corporal.

Las imágenes compartidas por la Universidad de Rice muestran a los investigadores usando cadáveres de arañas para recoger y colocar objetos pequeños.

La estudiante graduada de la Universidad de Rice, Faye Yap, dijo: “Ellas (las arañas) solo tienen músculos flexores, que permiten que sus piernas se enrosquen, y las extienden hacia afuera por presión hidráulica”.

Yap y el profesor asistente Daniel Preston descubrieron que al inyectar aire en una araña fallecida podían replicar la función de esta presión, extendiendo las patas de la araña hacia afuera.

Preston dijo que la investigación podría aplicarse a “tareas repetitivas como clasificar o mover objetos a estas escalas pequeñas, y tal vez incluso cosas como el ensamblaje de microelectrónica”.

“Además, las propias arañas son biodegradables”, agregó Preston. “Por lo tanto, no estamos introduciendo un gran flujo de desechos, lo que puede ser un problema con los componentes más tradicionales”.

La investigación se llevó a cabo en la Escuela de Ingeniería George R. Brown de la Universidad de Rice, que se especializa en sistemas robóticos blandos que utilizan materiales no tradicionales. Preston y Yap han llamado a su nueva investigación sobre la fisiología de las arañas “necrobotics”.