NUEVA YORK (AP) — Wall Street abrió la semana con fuertes pérdidas que colocaron al índice de referencia S&P 500 en un nivel considerado como un “bear market”, mercado del oso o mercado bajista.

El aumento de las tasas de interés, la alta inflación, la guerra en Ucrania y la desaceleración de la economía china han llevado a los inversionistas a reconsiderar lo que están dispuestos a pagar por una amplia gama de acciones, desde compañías tecnológicas de alto vuelo hasta fabricantes de automóviles tradicionales. Los grandes cambios se han convertido en algo común y el lunes no fue la excepción.

El último mercado bajista ocurrió hace solo dos años, pero esta sería la primera vez para aquellos inversores que comenzaron a operar en sus teléfonos durante la pandemia. Gracias en gran parte a las acciones extraordinarias de la Reserva Federal, durante años las acciones parecían ir en gran medida en una sola dirección: hacia arriba. El grito de guerra de “comprar la caída” después de cada caída del mercado se ha debilitado después de pérdidas punzantes y caídas severas en activos de riesgo como las criptomonedas. Bitcoin cayó por debajo de $23,000 el lunes. El precio de Bitcoin se acercó a los $68,000 a fines del año pasado.

Aquí hay algunas preguntas comunes sobre los mercados bajistas:

¿POR QUÉ SE LLAMA “BEAR MARKET”?

Un mercado del oso o mercado bajista es un término utilizado por Wall Street cuando un índice como el S&P 500, el promedio del Dow Jones Industrial o incluso una acción individual ha caído un 20% o más desde un máximo reciente durante un período prolongado.

¿Por qué usar un “oso” para representar una caída del mercado? Los osos hibernan, por lo que representan un mercado que se está retirando, dijo Sam Stovall, estratega jefe de inversiones de CFRA. En contraste, el apodo de Wall Street para un mercado bursátil en alza es un “mercado del toro” o mercado alcista, porque los toros cargan, dijo Stovall.

El S&P 500, el principal barómetro de salud de Wall Street, cayó un 3.9%. Está un 21.8% por debajo de su récord establecido a principios de este año y ahora en un mercado bajista.

El índice industrial Dow Jones se hundió un 2.8% y el compuesto tecnológico Nasdaq, que ya estaba en un mercado bajista, se desplomó un 4.7%.

El mercado bajista más reciente para el S&P 500 se extendió desde el 19 de febrero de 2020 hasta el 23 de marzo de 2020. El índice cayó un 34% en ese período de un mes, el mercado bajista más corto de la historia.

¿QUÉ ESTÁ MOLESTANDO A LOS INVERSORES?

El enemigo número 1 del mercado son las tasas de interés, que están aumentando rápidamente como resultado de la alta inflación que golpea a la economía. Las tasas bajas actúan como esteroides para las acciones y otras inversiones, y Wall Street ahora está pasando por un retiro.

La Reserva Federal ha dado un giro agresivo para alejarse de apuntalar los mercados financieros y la economía con tasas mínimas récord y se enfoca en combatir la inflación. El banco central ya elevó su tasa de interés clave a corto plazo desde su mínimo histórico cercano a cero, lo que alentó a los inversores a mover su dinero a activos de mayor riesgo como acciones o criptomonedas para obtener mejores rendimientos.

El mes pasado, la Fed señaló que es probable que en los próximos meses se produzcan aumentos de tasas adicionales del doble de la cantidad habitual. Los precios al consumidor están en el nivel más alto en cuatro décadas y aumentaron un 8.6% en mayo en comparación con hace un año.

Los movimientos por diseño ralentizarán la economía al hacer que sea más caro pedir prestado. El riesgo es que la Fed pueda causar una recesión si eleva las tasas demasiado alto o demasiado rápido.

La guerra de Rusia en Ucrania también ha ejercido una presión alcista sobre la inflación al hacer subir los precios de las materias primas. Y las preocupaciones sobre la economía de China, la segunda más grande del mundo, se han sumado al pesimismo.

ENTONCES, ¿SOLO NECESITAMOS EVITAR UNA RECESIÓN?

Incluso si la Fed puede llevar a cabo la delicada tarea de controlar la inflación sin desencadenar una recesión, las tasas de interés más altas aún ejercen presión a la baja sobre las acciones.

Si los clientes están pagando más para pedir dinero prestado, no pueden comprar tantas cosas, por lo que menos ingresos fluyen hacia el resultado final de una empresa. Las acciones tienden a rastrear las ganancias a lo largo del tiempo. Las tasas más altas también hacen que los inversores estén menos dispuestos a pagar precios elevados por las acciones, que son más riesgosas que los bonos, cuando los bonos de repente pagan más intereses gracias a la Reserva Federal.

Los críticos dijeron que el mercado de valores en general comenzó el año luciendo caro en comparación con la historia. Las grandes acciones tecnológicas y otros ganadores de la pandemia fueron vistos como los más caros, y esas acciones han sido las más castigadas a medida que suben las tasas. Pero el dolor se está extendiendo ampliamente, y los minoristas señalan un cambio en el comportamiento del consumidor.

Las acciones han disminuido casi un 35% en promedio cuando un mercado bajista coincide con una recesión, en comparación con una caída de casi el 24% cuando la economía evita una recesión, según Ryan Detrick, estratega jefe de mercado de LPL Financial.

ASÍ QUE DEBO VENDER TODO AHORA, ¿CIERTO?

Si necesita el dinero ahora o quiere asegurar las pérdidas, sí. De lo contrario, muchos asesores sugieren atravesar los altibajos mientras recuerdan que las oscilaciones son el precio de admisión de los retornos más fuertes que las acciones han brindado a largo plazo.

Si bien deshacerse de las acciones detendría el sangrado, también evitaría cualquier ganancia potencial. Muchos de los mejores días para Wall Street ocurrieron durante un mercado bajista o justo después del final de uno. Eso incluye dos días separados en medio del mercado bajista de 2007-2009 donde el S&P 500 subió aproximadamente un 11%, así como saltos de más del 9% durante y poco después del mercado bajista de 2020 de aproximadamente un mes.

Los asesores sugieren poner dinero en acciones solo si no se necesitará durante varios años. El S&P 500 ha regresado de cada uno de sus mercados bajistas anteriores para eventualmente subir a otro máximo histórico.

La década negativa para el mercado de valores que siguió al estallido de la burbuja de las puntocom en 2000 fue un tramo notoriamente brutal, pero las acciones a menudo han podido recuperar sus máximos en unos pocos años.

¿CUÁNTO DURAN LOS MERCADOS BAJISTAS Y CUÁN PROFUNDO VAN?

En promedio, los mercados bajistas han tardado 13 meses en pasar del pico al mínimo y 27 meses en volver al punto de equilibrio desde la Segunda Guerra Mundial. El índice S&P 500 ha caído un promedio del 33% durante los mercados bajistas en ese momento. La mayor caída desde 1945 ocurrió en el mercado bajista de 2007-2009 cuando el S&P 500 cayó un 57%.

La historia muestra que cuanto más rápido entra un índice en un mercado bajista, más superficial tiende a ser. Históricamente, las acciones han tardado 251 días (8.3 meses) en caer en un mercado bajista. Cuando el S&P 500 ha caído un 20% a un ritmo más rápido, el índice ha promediado una pérdida del 28%.

El mercado bajista más largo duró 61 meses y finalizó en marzo de 1942. Recortó el índice en un 60%.

¿CÓMO SABEMOS CUANDO HA TERMINADO UN “BEAR MARKET”?

En general, los inversores buscan una ganancia del 20% desde un punto bajo, así como ganancias sostenidas durante al menos un período de seis meses. Las acciones tardaron menos de tres semanas en subir un 20% desde su mínimo en marzo de 2020.