CONDADO DE WILBARGER, Texas (KFDX/KJTL) — Un espectador en la trayectoria de un tornado que arrasó el norte de Texas el miércoles por la noche capturó un momento que tienes que ver.

Mientras buscaba refugio del tornado EF3 que pasó sobre el condado de Wilbarger cerca de la frontera entre Texas y Oklahoma, las puertas del sótano fueron arrancadas de sus visagras.

“Solo esperamos un poco, y comenzó a granizar, y luego, lo siguiente que supe fue que se abrió de golpe”, dijo el residente no identificado.

Afortunadamente, nadie resultó herido.

Sin embargo, la tormenta causó daños físicos y terminó sorprendiendo a los residentes de la localidad de Lockett, que se vieron afectados después de que el tornado se apartara sorpresivamente de su curso previsto alrededor de las 19:00 hora local.

Los miembros de la comunidad no estaban preparados para los daños que vieron el jueves por la mañana.

“Acabo de ver esto, y no pensé que nada más fuera peor, pero…”, dijo María Ramírez.

La mayor parte de la ciudad se encuentra actualmente sin agua ni electricidad, y los funcionarios de la ciudad dijeron que estos problemas podrían tardar un tiempo en solucionarse.

“Van a pasar meses”, dijo Cory White, coordinador de clima severo del condado de Wilbarger.

Aunque los daños físicos son extensos, todos en Lockett tuvieron bastante suerte.

“No hubo muertes, un par de heridos: una persona cayó en el sótano y se fracturó la cadera”, dijo White.

“Todos vivimos juntos, todos estamos aquí juntos”, dijo Morrison. “No importa quién eres, lo que eres, lo que sea, porque el tornado no tuvo ninguna discriminación, a falta de mejores palabras, a quién golpeó”.

Muchos miembros de la comunidad dijeron que aunque esta fue su primera tormenta, será algo que recordarán para siempre.