KAILUA-KONA, Hawái ( KHON ) — Fue una boda que Dillon y Riley Murphy recordarán para siempre.

La pareja de la isla de Hawái dijo que inicialmente les preocupaba que la tormenta tropical Darby arruinara su gran día en el Palacio Hulihe’e en Kailua-Kona durante el fin de semana. Darby perdió fuerza, pero luego las olas aparecieron.

“Y estábamos justo en el momento en que íbamos a comenzar a mover un par de cosas y, sí, este gran pared básicamente apareció”, dijo Dillon. “Y por suerte no había comida en ninguno de los recipientes, logramos meter el pastel por suerte”.

Los Murphy le dijeron a KHON que todos en la recepción también salieron ilesos. Riley dijo que ver la unidad frente a las dificultades le enseñó una lección de vida después de que el agua se precipitara.

“Y solo la analogía de, ya sabes, la vida y las tormentas te golpean. Y es tan importante unirnos y tener a toda nuestra familia y nuestros seres queridos allí y lo hizo muy especial”, dijo Riley.

Después de un poco de limpieza y secado, no era la boda con la que los Murphy habían soñado, pero dijeron que fue aún mejor.

“Pero terminamos tomando algunas buenas fotos con olas salpicando y la ceremonia fue hermosa”, dijo Dillon.

“No teníamos nuestra pista de baile, pero a nadie parecía importarle, al final de la noche todos estábamos bailando en el lodo y fue increíble”, dijo Riley.

“El espectáculo continuó y fue una noche muy, muy divertida”, dijo Riley.