Advertencia, se recomienda la discreción del espectador al ver el video.

LAS CRUCES, NM (KTSM) – Casi un mes después del incidente mortal en el que una abuela de 75 años de Nuevo México fue asesinada a tiros mientras sostenía unos cuchillos, las autoridades publicaron las imágenes de la cámara corporal de la policía.

El tiroteo ocurrió alrededor de las 6:30 p.m. del sábado 18 de abril en una casa en Las Cruces, Nuevo México.

En ese momento, los funcionarios del Departamento de Policía de Las Cruces (LCPD) dijeron que la mujer murió en el lugar, luego de recibir procedimientos para salvarle la vida.

La mujer, identificada como Amelia Baca, sufría de demencia y se inquietó con otras personas en la casa cuando llamaron a la policía para pedir ayuda.

Cuando el primer oficial llegó a la escena, encontró a Baca en la sala de la casa de la familia, sosteniendo dos cuchillos de cocina. Se escucha a los miembros de la familia rogándole al oficial que “tenga cuidado” y “no le dispare”.

El oficial libera a ambos miembros de la familia y luego comienza un breve intercambio con Baca, gritando y maldiciendo en inglés para que Baca suelte los cuchillos. Por su parte, Baca intenta llamar al oficial a la casa, para mostrarle algo, hablándole en español.

Baca transfiere ambos cuchillos a su mano derecha y continúa llamando al oficial a la casa. Mientras el oficial continúa gritando, Baca da medio paso hacia él, donde luego dispara su arma y la golpea.

Durante una conversación captada por la cámara corporal de un oficial con uno de los investigadores de tiroteos en la escena, un oficial de LCPD explica que el despacho inicial fue para una “llamada de problema de comportamiento”.

Explica que la llamada era para “una anciana con un cuchillo. Supongo que estaba persiguiendo gente, apuñalando el piso. Eso es lo que recuerdo haber escuchado en el despacho”.

Foto de Amelia Baca cortesía de Albitar Inoh

Albitar Inoh, la nieta de Baca, le dice a KTSM que Amelia tenía días buenos y malos.

“Hay momentos en los que ella ni siquiera, me miraba y yo decía ‘oye, abuela, soy yo’, y ella decía, ‘oh, sí, eres tú'”, dijo Inoh.

En cuanto al día del tiroteo, tanto Inoh como su madre fueron testigos de todo.

“Estuve aquí. Entonces, para mí, fue muy doloroso ver lo que vi. Aún así, ya sabes, no me siento muy bien, muy confundida, conmocionada, triste, loca”, compartió Inoh.

El tiroteo que involucró a un oficial está siendo investigado por la Fuerza de Tarea de Incidentes con Oficiales Involucrados del Condado de Doña Ana, que incluye a la Policía Estatal de Nuevo México, la Oficina del Sheriff del Condado de Doña Ana, el Departamento de Policía de la Universidad Estatal de Nuevo México y el Departamento de Policía de Las Cruces.