CONDADO DE RIVERSIDE, California (KTLA) – Las autoridades están buscando a un hombre visto en un video abandonando a un perro en una torre de telefonía celular en el condado de Riverside, California, el mes pasado.

El incidente ocurrió en el área de Winchester, cuando se vio al hombre levantando un perro y “arrojándolo sobre una cerca alta cubierta con alambre de púas”, según el Departamento de Servicios para Animales del Condado de Riverside.

El video muestra al hombre parado junto al perro antes de tirarlo y alejarse. Más tarde se ve al perro caminando hacia el frente de la cerca viendo al hombre irse.

Los trabajadores de mantenimiento alertaron a la agencia después de encontrar al perro y cuidarlo en la escena menos de dos horas después de que el animal fuera abandonado. Los trabajadores le dijeron a un oficial de Servicios para Animales que respondió que el perro tenía mucha sed y le dieron al animal tres botellas de agua.

Ken, anteriormente llamado KO, ahora está en adopción. (Departamento de Servicios para Animales del Condado de Riverside)
Ken, anteriormente llamado KO, ahora está en adopción. (Departamento de Servicios para Animales del Condado de Riverside)

Debido a que KO, la mezcla de pitbull de 8 años, tiene un microchip, los funcionarios pudieron identificar a su dueño y han hecho varios intentos para encontrarlo en su dirección de Temecula.

El propietario, Robert Ruiz Jr., de 30 años, ya no vive en la dirección y el número provisto para el chip no permite recibir llamadas, dijeron las autoridades.

“Ahora estamos avanzando en la búsqueda de la orden de arresto porque esta persona debe rendir cuentas por un acto tan horrible de abandono deliberado”, dijo el comandante de Servicios para Animales, Josh Sisler, en un nuevo comunicado. “Estamos seguros de que el hombre del video es el dueño del perro.

“Es impactante ver este acto. Es un pequeño milagro que el perro no haya sufrido heridas graves por el alambre de púas o por una caída tan alta”.

KO fue examinado por lesiones y está siendo atendido en un refugio en Jurupa Valley.

El personal veterinario también trató sus ojos por secreción de mucosidades.

Ha sido rebautizado como Ken y está disponible para adopción o transferencia a una de las organizaciones de rescate asociadas del condado.