OZARK, Ala. (WDHN) – Era un día normal para Cinnamon Clarke y su esposo cuando decidieron compartir un sándwich de Firehouse Subs en Ozark, Alabama. Sin embargo, cuando comió, notó que algo no estaba del todo bien.

“Abrí el sándwich y noté en mi mitad que la mayor parte de mi carne no estaba allí”, dijo Clarke. “Al menos parece que no estaba ahí”.

Una vez que Clarke vio que su sándwich no estaba hecho correctamente, llamó a la tienda y le dijeron que pasara para que pudieran rehacer su pedido. Ella dijo que cuando llegó, el dueño se negó a darle otro sándwich.

Después de algunas discusiones, Clarke sacó su cámara para grabar su encuentro con el dueño, a quien se ve en un video que invoca la retribución divina.

“Cuando hable con Dios esta noche, voy a ver si puede ir a tu casa y llevarte”, dijo el propietario de Firehouse Subs.

“Es realmente triste que alguien use el nombre de Jesús en vano, el nombre de Cristo en vano y le desee la muerte a alguien”, dijo Clarke. “Era una forma elegante, una forma agradable de decir: ‘Voy a rezar para que mueras esta noche'”.

Clarke y su esposo dijeron que han sido clientes leales a Firehouse Subs. Dijeron que comen allí una vez a la semana.

“Venimos aquí todos los días y gastamos dinero aquí, y así es como nos tratan”, dijo Clarke.

La oficina corporativa de Firehouse Subs en Jacksonville, Florida, emitió un comunicado, diciendo:

La experiencia de nuestros clientes es una prioridad en Firehouse Subs y nos entristece decir que este cliente no fue tratado con el cordial servicio que esperamos en uno de nuestros restaurantes. El comportamiento del propietario de la franquicia en esta ubicación no es aceptable para nosotros y se aborda internamente. Lamentamos que alguien se haya sentido inseguro. También nos hemos comunicado directamente con el cliente”.

El WDHN de Nexstar no recibió respuesta del propietario después de varios intentos de contactarlo.