SAN FRANCISCO (KRON) – La ciudad de San Francisco enfrenta una demanda de una víctima de agresión sexual cuyo ADN del kit de violación se usó para acusarla de robo de propiedad, según el abogado de la víctima.

La demanda se presentó en nombre de Jane Doe, un alias utilizado para proteger la identidad de la víctima de agresión sexual, en el Tribunal de Distrito de EE.UU. en San Francisco. El abogado de derechos civiles Adanté Pointer representa a Doe en el caso.

“Esta es una extralimitación del gobierno del más alto nivel, utilizando lo más exclusivo y personal que tenemos, nuestro código genético, sin nuestro conocimiento para tratar de conectarnos con el crimen”, dijo Pointer en un comunicado.

Durante una búsqueda en una base de datos del laboratorio criminalístico del Departamento de Policía de San Francisco, el ADN de la mujer se vinculó con un robo a finales de 2021. Su ADN había sido recopilado y almacenado en el sistema como parte de un caso de violencia doméstica y agresión sexual de 2016, entonces el Distrito dijo la abogada Chesa Boudin en febrero en una impactante revelación que planteó preocupaciones sobre la privacidad.

La revelación provocó una protesta nacional de defensores, agentes del orden, expertos legales y legisladores. Los defensores dijeron que la práctica podría afectar la voluntad de las víctimas de presentarse ante las autoridades policiales.

La ley federal ya prohíbe la inclusión del ADN de las víctimas en el Sistema Nacional de Índice de ADN Combinado. No existe una ley correspondiente en California que prohíba que las bases de datos de las fuerzas del orden locales conserven los perfiles de las víctimas y los busquen años más tarde con fines completamente diferentes.

En 2016, Doe entregó una muestra de ADN a miembros del Departamento de Policía de San Francisco para una investigación sobre su agresión sexual. Según la demanda, el formulario de consentimiento del paciente del estado que se usa al recolectar muestras de víctimas de delitos sexuales no incluye lenguaje que otorga permiso para que el ADN se use para investigaciones no relacionadas.

SFPD mantuvo el ADN de Doe en la base de datos de la policía durante más de seis años. Según la demanda, el laboratorio forense rutinariamente analizaba la evidencia de la escena del crimen a través de la base de datos donde se guardaba su ADN sin pedir su consentimiento. “Su ADN probablemente fue analizado en miles de investigaciones criminales, aunque la policía no tenía ninguna razón para creer que ella estuvo involucrada en ninguno de los incidentes”, afirma la demanda.

Los legisladores de California aprobaron el mes pasado un proyecto de ley que prohibiría el uso de perfiles de ADN recopilados por la policía de sobrevivientes de agresiones sexuales y otras víctimas para cualquier otro propósito que no sea ayudar a identificar al perpetrador. Las agencias policiales locales también tendrían prohibido retener y luego buscar el ADN de las víctimas para incriminarlas en delitos no relacionados según la legislación, que está pendiente ante el gobernador Gavin Newsom.

Boudin dijo que el informe se encontró entre cientos de páginas de evidencia contra una mujer que había sido acusada recientemente de un delito grave contra la propiedad. Después de enterarse de la fuente de la evidencia de ADN, Boudin retiró los cargos de delitos graves contra la propiedad contra la mujer.

El laboratorio criminalístico del departamento de policía detuvo la práctica poco después de recibir una denuncia de la oficina del fiscal de distrito y cambió formalmente su procedimiento operativo para evitar el uso indebido del ADN recolectado de víctimas de agresión sexual, dijo el jefe de policía Bill Scott.

Scott dijo en una reunión de la comisión policial en marzo que había descubierto 17 perfiles de víctimas de delitos, 11 de ellos de kits de violación, que se compararon como sospechosos potenciales utilizando una base de datos de víctimas de delitos durante investigaciones no relacionadas. Scott dijo que cree que la única persona arrestada fue la mujer que presentó la demanda el lunes.

La mujer presentó la demanda bajo el alias de Jane Doe para proteger su privacidad, Pointer dijo que The Associated Press generalmente no nombra a las personas que dicen haber sido agredidas sexualmente a menos que elijan ser nombradas.

California permite que los laboratorios criminalísticos locales encargados de hacer cumplir la ley operen sus propias bases de datos forenses que están separadas de las bases de datos federales y estatales. La ley también permite que los laboratorios municipales realicen análisis forenses, incluidos los perfiles de ADN, y usen esas bases de datos, sin la regulación del estado u otros.

Associated Press contribuyó a este informe.