(KTLA) — Si recibe un nuevo teléfono de Verizon por correo, no es una estafa.

La compañía inalámbrica está enviando nuevos teléfonos 4G LTE a los clientes que todavía están en la red 3G de Verizon.

Verizon planea cerrar su red 3G a finales de año, lo que significa que esos dispositivos 3G ya no harán ni recibirán llamadas.

Según la página de soporte de Verizon, la empresa activará automáticamente los dispositivos enviados después de 30 días. Si un cliente no quiere el nuevo teléfono, puede llamar al servicio de atención al cliente y solicitar “rechazar el teléfono gratuito para CDMA Sunset”.

Los teléfonos de reemplazo que envía Verizon son dispositivos básicos tipo flip, incluidos el teléfono 4G LTE Orbic Journey V, TCL FLIP Pro o Nokia 2720 V Flip. Los precios del contrato y del plan seguirán siendo los mismos.

Verizon es uno de los últimos proveedores inalámbricos importantes en suspender el uso de su red 3G. AT&T cerró su red 3G en febrero, la red 3G de Sprint se retiró en marzo y T-Mobile planea retirar su red 3G este mes.