KENTWOOD, Michigan (WOOD) — Los padres de un niño de 1 año de Kentwood que murió de una sobredosis accidental en junio enfrentan cargos penales por la muerte del niño.

Kyle Aaron Wood, de 27 años, y Hope Christine Marshall, de 26, fueron acusados el miércoles de homicidio involuntario por la muerte de su hijo, Kaiden Wood.

Según una autopsia, el niño de 17 meses murió de “toxicidad aguda por bupropión y duloxetina”. El bupropión y la duloxetina son antidepresivos y la duloxetina también trata el dolor nervioso.

Los registros judiciales muestran que también se encontraron indicios de cocaína y fentanilo en el sistema de Kaiden.

Según una declaración jurada de causa probable presentada en el Tribunal de Distrito de Kentwood, la policía respondió a un informe de un niño que no respiraba en Prince Albert Street SE cerca de Garland Street SE la mañana del 23 de junio.

“Los oficiales y detectives encontraron que la residencia estaba en un estado general de desorden con numerosos artículos peligrosos ubicados en toda la residencia. Se encontraron tres pastillas sueltas de Wellbutrin (Bupropion) esparcidas en la sala de estar, dos en el piso y una en la mesa de café”, escribió un detective de la policía de Kentwood en la declaración jurada.

“En el piso de la sala también se localizó una olla sopera llena de vómito y una pipa de marihuana. Una pastilla y un tercio de Xanax estaban ubicadas en el mostrador de la cocina. Una pastilla de acetaminofén rota estaba ubicada en el piso del pasillo. En la cuna de la víctima se encontraba un vapeador Breeze de fresa”.

Según la declaración jurada, la policía regresó a la residencia el 30 de agosto para realizar una búsqueda adicional, que “condujo al descubrimiento de cinco agujas sin capuchón clavadas en un colchón y un vaporizador adicional en un cajón de la mesa de café”.

El detective continuó señalando que Hope Marshall reconoció que el Wellbutrin descubierto en la sala de estar era suyo. Marshall supuestamente le dijo a la policía que “se toma tres (Wellbutrin) con su café todas las mañanas”.

El expediente judicial informó que el padre de Kaiden dijo que había visto pastillas de Wellbutrin en el suelo antes de acostarse la noche anterior a la muerte de Kaiden.

Según un informe de la oficina del médico forense del condado de Kent, Marshall dijo que había visto a Kaiden con vida por última vez a las 7 a.m. cuando se despertó.

“Le dieron de comer unos Cheerios y lo acostaron en su cuna alrededor de las 8:00 a.m. A las 10:00 a.m., ella fue a ver cómo estaba y estaba frío y azul en su cuna. Lo sacó de la cuna y lo colocó en el piso de la sala”, escribió un investigador de la oficina del médico forense.

El informe del médico forense también señaló que los paramédicos en la escena intentaron reanimarlo pero no tuvieron éxito porque la mandíbula del niño ya estaba demasiado rígida.

“Estaba en pleno rigor mortis en el momento de la llegada de EMS. Fue declarado muerto a las 10:25 a.m. del 23 de junio de 2022”, escribió el investigador.

Las fianzas de Marshall y Wood se fijaron en $250,000 en efectivo/garantía cada una durante la lectura de cargos el miércoles por la tarde en el Tribunal de Distrito de Kentwood. Se espera que regresen a la corte el 17 de octubre para una audiencia. Si son declarados culpables, podrían enfrentar hasta 15 años de prisión.