(NEXSTAR) – Poundtown… ¿Es un suburbio de Milwaukee, tal vez?

Una casa a la venta en Wisconsin se está volviendo viral en las redes sociales gracias a un letrero atrevido que cuelga sobre la cabecera de una de las habitaciones, un letrero que declara el área como “Poundtown” o “El Lugar de Los Golpes”

“Cuando lo incluí originalmente en la publicación, en realidad no lo noté”, dijo Spencer Hegenbarth, el agente de RE/MAX que representa a la propiedad. “Tienen muchos letreros en su casa”.

Hegenbarth no está exagerando. Los propietarios de la casa de Onalaska colgaron letreros decorativos en casi todos los rincones de cada habitación, desde letreros que decían “COMER” y “Despensa” en la cocina, hasta letreros que decían “Cepillo e Hilo Dental” o “Siéntate” en los baños.

Hegenbarth dijo que no se dio cuenta del letrero más atrevido de la casa, “Bienvenido al Lugar de Los Golpes”, en el dormitorio, hasta que “muchas personas” comenzaron a enviarle mensajes después de que la publicación de la casa a la venta se había hecho pública el viernes.

“He tenido algunas conversaciones divertidas al respecto”, le dijo a Nexstar.

El agente inmobiliario Spencer Hegenbarth dijo que en realidad no notó el letrero hasta que otros se acercaron y lo informaron. (Spencer Hegenbarth)

Internet también ha tenido un día de campo, especialmente después de que la casa a la venta de Hegenbarth apareciera en las populares cuentas de redes sociales Zillow Gone Wild.

“Era tan pintoresco hasta que llegamos al dormitorio”, escribió un usuario.

“¡Mi tipo de hogar!” bromeó otro.

Hegenbarth también reveló que la casa en realidad pertenece a su hermano y su cuñada, la última de los cuales tiene un negocio de letreros al lado. El letrero “Poundtown” es en realidad una oferta de su línea “Después de Horas”, según Hegenbarth.

“Tienen un gran sentido del humor”, dijo Hegenbarth.

Tampoco se sorprendió cuando la casa entró bajo contrato después de solo unos días en el mercado. Después de todo, ha visto que los compradores pasan por alto elementos de decoración mucho más salvajes.

“Veo muchas cosas raras en las casas”, dijo Hegenbarth a Nexstar. Restricciones sexuales, columpios en los dormitorios. He visto fotos de boudoir… No pensé que [esta] fuera una locura”.