( The Hill ) – Uber llegó a un acuerdo con el Departamento de Justicia (DOJ) el lunes, acordando pagar millones a los clientes a los que supuestamente se les cobró de más debido a su discapacidad.

En un comunicado de prensa , el DOJ dijo que Uber se comprometió a eximir los cargos por tiempo de espera para los clientes que necesitan más tiempo para subirse a un automóvil debido a su discapacidad, o reembolsar a los clientes discapacitados que no obtengan una exención de antemano.

La empresa también devolverá algunos 65,000 pasajeros elegibles por el doble de la cantidad que se les cobró en tarifas de tiempo de espera, que según el Departamento de Justicia podría sumar millones de dólares.

Además, pagará más de $1.7 millones a más de mil clientes que se han quejado de que les cobran tarifas de espera debido a su discapacidad, y otros $500,000 a otros que dicen que fueron perjudicados por la empresa.

“No se debe hacer que las personas con discapacidades se sientan como ciudadanos de segunda clase ni ser castigadas por su discapacidad, que es exactamente lo que hizo la política de cargos por tiempo de espera de Uber”, dijo en una declaración.

“Este acuerdo envía un fuerte mensaje de que Uber y otras compañías de viajes compartidos serán responsables si sus servicios discriminan a las personas con discapacidades”, agregó.

El departamento presentó una demanda contra Uber en noviembre de 2021, alegando que la empresa violó el Título III de la Ley de Estadounidenses con Discapacidades (ADA), que prohíbe la discriminación contra los ciudadanos con discapacidades.

La demanda dice que, a partir de abril de 2016, Uber comenzó a cobrar a los pasajeros tarifas por tiempo de espera, que generalmente comienzan dos minutos después de que el vehículo se presenta en el lugar de recogida y hasta que el automóvil inicia su viaje.

El departamento dijo que la compañía no modificó su política para pasajeros discapacitados a pesar de saber que se estaba aplicando a pasajeros discapacitados.

The Hill se ha comunicado con Uber para comentar sobre el acuerdo.

Se produce después de que más de 500 pasajeras presentaran una demanda por separado contra Uber alegando que fueron agredidas sexualmente por conductores contratados por la empresa.