WAUKEGAN, Illinois, EE.UU. (AP) — El hombre acusado de matar a siete personas y herir a decenas más en un tiroteo en un desfile del Día de la Independencia en los suburbios de Chicago se declaró no culpable el miércoles, una semana después de que los fiscales anunciaran que enfrenta 117 cargos por delitos graves en el ataque.

Robert E. Crimo III compareció para una breve audiencia el miércoles en el tribunal de circuito del condado de Lake para declararse formalmente culpable de los cargos: 21 cargos de asesinato en primer grado, 48 cargos de intento de asesinato y 48 cargos de agresión agravada que representan a los muertos y heridos durante el desfile en Highland Park.

Crimo usó una máscara facial de COVID-19 durante la lectura de cargos de 10 minutos y le dijo repetidamente a la jueza Victoria Rossetti que entendía los cargos y las posibles sanciones que enfrenta, incluida la cadena perpetua. Mientras Crimo entraba arrastrando los pies en la corte, con las cadenas alrededor de sus tobillos tintineando, varios familiares y amigos de al menos una víctima se giraron para mirarlo desde el otro lado de la sala, algunos mantuvieron sus ojos fijos en él durante toda la audiencia.

Los fiscales del condado de Lake anunciaron a fines de julio que un gran jurado había acusado a Crimo de los cargos. Los fiscales habían presentado previamente siete cargos de asesinato contra el joven de 21 años en los días posteriores al tiroteo.

Los múltiples cargos de asesinato en primer grado alegan que Crimo tenía la intención de matar, causó la muerte o grandes daños corporales y tomó medidas con una gran probabilidad de causar la muerte o grandes daños corporales a las siete personas que murieron.

Un representante de la oficina de defensores públicos del condado, que representa a Crimo, dijo que la oficina no comenta públicamente ningún caso. Un abogado de la oficina presentó la declaración de inocencia de Crimo durante la comparecencia ante el tribunal del miércoles.

Los fiscales han dicho que Crimo admitió haber disparado una vez que la policía lo arrestó luego de una búsqueda de horas del pistolero que abrió fuego desde la azotea de un edificio a lo largo de la ruta del desfile.

Las autoridades han dicho que los heridos tienen entre 8 y 80 años, incluido un niño de 8 años que quedó paralizado de la cintura para abajo cuando el tiroteo le cortó la columna.

En comentarios emitidos después de la audiencia, el fiscal estatal del condado de Lake, Eric Rinehart, se negó a decir si Crimo podría enfrentar cargos adicionales y dijo que no comentaría si los padres de Crimo podrían ser acusados.

Algunos en la comunidad han cuestionado por qué los padres de Crimo aparentemente apoyaron su interés en las armas solo unos meses después de que, según los informes, amenazara con suicidarse y usar violencia.

George Gómez, un abogado que representa a los padres de Crimo, dijo el miércoles que no les preocupa que se puedan presentar cargos penales en su contra. Ambos asistieron a la audiencia del miércoles donde se sentaron en silencio detrás de su hijo.

Hablando con los periodistas después, Gómez describió a sus clientes como “devastados” y “desconsolados” por Highland Park y dijo que están cooperando con las autoridades.


Foody informó desde Chicago.