DENVER (KDVR) — Una cirugía con imanes ayudó a los médicos de Colorado a salvar la vida de una bebé muy prematura.

Gabriella y Harper nacieron a las 23 semanas en febrero de 2021 en Alliance, Nebraska. Las gemelas necesitaron la ayuda de médicos especializados para sobrevivir, por lo que fueron trasladados al Rocky Mountain Hospital for Children en Denver, a 250 millas de distancia.

“Veintitrés semanas es realmente el límite extremo de la posible viabilidad”, dijo el Dr. Steven Rothenberg, jefe de cirugía pediátrica del hospital.

Los padres Kayla Hatch y Victor Jacobo dan crédito a los trabajadores médicos por salvar a Harper, quien nació con un esófago incompleto.

Rocky Mountain Hospital cree que el procedimiento marca la primera cirugía exitosa de atresia esofágica en un bebé que pesa menos de una libra.

“La brecha era tan grande que era difícil juntar los dos extremos”, dijo Rothenberg. “Creo que Harper es el bebé más pequeño que jamás haya nacido, con esta atresia esofágica pura, para sobrevivir”.

Los médicos esperaron hasta que Harper cumplió su término antes de realizar una cirugía mínimamente invasiva, seguida de otra cirugía. Finalmente, los imanes se usaron en enero de 2022, aproximadamente un mes antes del primer cumpleaños de las gemelas. Los imanes, que finalmente se retiraron, unieron el esófago incompleto.

“Funcionó”, dijo Rothenberg. “Funcionó extremadamente bien”.

Hatch y Jacobo no podrían estar más felices.

“Verlas respirar, patear… es realmente increíble”, dijo Jacobo. “Simplemente no podemos agradecer lo suficiente a todos por estar allí y ayudarnos en estos tiempos difíciles”.

“Por el resto de mi vida, les estaré agradeciendo”, dijo Hatch.