NUEVA YORK (AP) — Un equipo de cirujanos trasplantó un riñón de cerdo a un hombre con muerte cerebral y, durante más de un mes, ha funcionado normalmente. Esto es un paso crítico hacia una operación que el equipo de Nueva York espera probar eventualmente en pacientes vivos.

Los científicos de todo el país se apresuran a aprender cómo usar órganos animales para salvar vidas humanas, y los cuerpos donados para la investigación ofrecen un ensayo extraordinario.

El último experimento anunciado el miércoles por NYU Langone Health marca el tiempo más largo que un riñón de cerdo ha funcionado en una persona, aunque haya fallecido, y no ha terminado. Los investigadores están listos para rastrear el rendimiento del riñón durante un segundo mes.

“¿Este órgano realmente va a funcionar como un órgano humano? Hasta ahora parece que sí”, dijo a The Associated Press el Dr. Robert Montgomery, director del instituto de trasplantes Langone de la Universidad de Nueva York.

“Se ve incluso mejor que un riñón humano”, dijo Montgomery el 14 de julio cuando reemplazó los riñones de un hombre fallecido con un solo riñón de un cerdo genéticamente modificado y vio que inmediatamente comenzaba a producir orina.

La posibilidad de que los riñones de cerdo algún día pudieran ayudar a aliviar la grave escasez de órganos trasplantables convenció a la familia de Maurice “Mo” Miller del norte del estado de Nueva York para que donara su cuerpo para el experimento. Murió repentinamente a los 57 años con un cáncer cerebral no diagnosticado previamente, lo que descartó la donación de órganos de rutina.

“Luché con eso”, dijo su hermana, Mary Miller-Duffy, a la AP sobre su decisión. Pero le gustaba ayudar a los demás y “creo que esto es lo que querría mi hermano. Así que les ofrecí a mi hermano”.

“Estará en los libros de medicina y vivirá para siempre”, agregó.

Investigadores de NYU Langone Health examinan células de una biopsia de riñón de cerdo después del trasplante de riñón de cerdo a un hombre con muerte cerebral en Nueva York el 28 de julio de 2023. (Foto AP/Shelby Lum)

Los intentos de trasplantes de animales a humanos, o xenotrasplantes, han fracasado durante décadas, ya que el sistema inmunitario de las personas atacaba el tejido extraño. Ahora los investigadores están utilizando cerdos modificados genéticamente para que sus órganos coincidan mejor con los cuerpos humanos.

El año pasado, con un permiso especial de los reguladores, los cirujanos de la Universidad de Maryland trasplantaron un corazón de cerdo editado genéticamente a un hombre moribundo que no tenía otras opciones. Sobrevivió solo dos meses antes de que el órgano fallara por razones que no se entienden completamente pero que ofrecen lecciones para futuros intentos.

A continuación, en lugar de los esfuerzos de última hora, la Administración de Drogas y Alimentos está considerando si permitir algunos estudios pequeños pero rigurosos de trasplantes de corazón o riñón de cerdo en pacientes voluntarios.

El experimento de la Universidad de Nueva York es uno de una serie de desarrollos destinados a acelerar el inicio de dichos ensayos clínicos. También el miércoles, la Universidad de Alabama en Birmingham reportó otro éxito importante: un par de riñones de cerdo funcionaron normalmente dentro de otro cuerpo donado durante siete días.

En esta foto proporcionada por la Universidad de Alabama en Birmingham, investigadores médicos se preparan para el trasplante de un riñón de cerdo a un cuerpo donado el 15 de febrero de 2023. (Steve Wood/UAB vía AP)

Los riñones no solo producen orina, sino que proporcionan una amplia gama de trabajos en el cuerpo. En la revista JAMA Surgery, el cirujano de trasplantes de la UAB, el Dr. Jayme Locke, informó sobre pruebas de laboratorio que documentan el rendimiento de los órganos de cerdo modificados genéticamente. Ella dijo que el experimento de una semana demuestra que pueden “proporcionar una función renal que sustenta la vida”.

Este tipo de experimentos son críticos para responder las preguntas restantes “en un entorno en el que no estamos poniendo en peligro la vida de nadie”, dijo Montgomery, el cirujano de trasplante de riñón de la Universidad de Nueva York que también recibió su propio trasplante de corazón, y está muy consciente de la necesidad de una nueva fuente de órganos.

Más de 100,000 pacientes están en la lista de trasplantes de la nación y miles mueren cada año esperando.

El Dr. Muhammad Mohiuddin de Maryland advierte que no está claro qué tan cerca un cuerpo muerto imitará las reacciones de un paciente vivo a un órgano de cerdo. Pero dijo que la investigación educa al público sobre el xenotrasplante para que “la gente no se sorprenda” cuando sea el momento de volver a intentarlo en la vida.

Anteriormente, la Universidad de Nueva York y un equipo de la Universidad de Alabama en Birmingham habían probado trasplantes de riñón de cerdo en receptores fallecidos durante solo dos o tres días. Un equipo de la Universidad de Nueva York también trasplantó corazones de cerdo en cuerpos donados durante tres días de intensas pruebas.

Pero, ¿cómo reaccionan los órganos de los cerdos a un ataque inmunitario humano más común que tarda alrededor de un mes en formarse? Solo pruebas más largas podrían decirlo.

La cirugía en sí no es tan diferente de las miles que ha realizado, “pero en algún lugar en el fondo de tu mente está la enormidad de lo que estás haciendo… reconocer que esto podría tener un gran impacto en el futuro de los trasplantes”, dijo Montgomery. .

La operación tomó una sincronización cuidadosa. Temprano esa mañana los Dres. Adam Griesemer y Jeffrey Stern volaron cientos de millas hasta una instalación donde Revivicor Inc., con sede en Virginia, alberga cerdos genéticamente modificados y recuperaron riñones que carecían de un gen que provocaría la destrucción inmediata por parte del sistema inmunitario humano.

Mientras corrían de regreso a la Universidad de Nueva York, Montgomery estaba extrayendo ambos riñones del cuerpo donado para que no hubiera duda de si la versión de cerdo que pronto llegaría estaba funcionando. Se trasplantó un riñón de cerdo, el otro se almacenó para comparar cuando finaliza el experimento.

Otro truco: los cirujanos colocaron el timo del cerdo en el riñón trasplantado con la esperanza de que la glándula, que ayuda a entrenar las células inmunitarias, aumentara la tolerancia humana al órgano. De lo contrario, el equipo confía en los medicamentos inmunosupresores estándar que usan los pacientes trasplantados de hoy.

“Siempre estás nervioso”, dijo Griesemer. Al verlo arrancar tan rápidamente, “hubo mucha emoción y mucha sensación de alivio”.

¿Cuánto tiempo deberían durar estos experimentos? Locke de Alabama dijo que eso no está claro, y entre las preguntas éticas está cuánto tiempo una familia se siente cómoda o si se suma a su dolor. Debido a que mantener a una persona con muerte cerebral en un ventilador es difícil, también depende de qué tan estable sea el cuerpo donado.

En su propio experimento, el cuerpo donado era lo suficientemente estable como para que, si no se requería que el estudio finalizara después de una semana, “creo que podríamos haber durado mucho más, lo que creo que ofrece una gran esperanza”, dijo.

——

La videoperiodista de AP Shelby Lum contribuyó a este despacho.

——

El Departamento de Salud y Ciencias de Associated Press recibe apoyo del Grupo de Medios Educativos y de Ciencias del Instituto Médico Howard Hughes. El AP es el único responsable de todo el contenido.