( The Hill ) – El Departamento de Educación comenzó a enviar correos electrónicos este fin de semana para actualizar a los solicitantes que buscan alivio de préstamos estudiantiles sobre el programa a medida que avanza en los tribunales.

El secretario de Educación, Miguel Cardona, dijo que el departamento comenzó a enviar correos electrónicos el sábado y que continuaría enviándolos a los solicitantes en los próximos días.

“Seguimos confiando en nuestra autoridad legal para llevar a cabo el programa de Alivio de la Deuda de Préstamos Estudiantiles
@POTUS y yo anunciamos en agosto”, tuiteó Cardona. “Prestatarios, recuerden, no dejaremos de luchar por ustedes”.

Se envían correos electrónicos a los solicitantes que han sido aprobados por el Departamento de Educación, según capturas de pantalla compartidas en Twitter y obtenidas por Nexstar.

“Su solicitud está completa y aprobada, y cancelaremos su deuda aprobada siempre y cuando prevalezcamos en el tribunal”, dice el correo electrónico a los prestatarios aprobados.

El programa de ayuda del presidente Biden perdonaría hasta $10,000 en préstamos estudiantiles para aquellos que ganen menos de $125,000 al año y hasta $20,000 para los beneficiarios de la Beca Pell. Se estima que el programa costará alrededor de $ 40 mil millones durante 30 años.

La administración de Biden se está defendiendo de varios desafíos al programa, incluidas dos demandas que detuvieron efectivamente la condonación de la deuda después de que millones de prestatarios solicitaron el alivio.

La semana pasada, el Departamento de Justicia (DOJ, por sus siglas en inglés) apeló a la Corte Suprema de EE. UU. para que levantara una de las órdenes que bloqueaban la entrada en vigor del programa. El fallo de la Corte de Apelaciones del 8º Circuito de los EE. UU. otorgó una orden judicial en respuesta a un desafío de seis estados liderados por conservadores.

Un juez federal designado por Trump en Texas también invalidó el programa de ayuda este mes. La administración Biden está apelando ese fallo ante la Corte de Apelaciones del Quinto Circuito de los Estados Unidos.

En el correo electrónico a los solicitantes aprobados, la administración de Biden les dijo a los prestatarios que “creen firmemente que las demandas no tienen mérito”.

“Desafortunadamente, se han presentado varias demandas que impugnan el programa, lo que ha bloqueado nuestra capacidad para cancelar su deuda en este momento”, dice el correo electrónico. “El Departamento de Justicia ha apelado en nuestro nombre”.