Reabren paso a cientos de vehículos atrapados en la nieve en Virginia

Nacional

La situación en la Carretera Interestatal 95 cerca de Fredericksburg, Virginia el 3 de enero del 2022. (Departamento de Transporte de Virginia via AP)

RICHMOND, Virginia, EE.UU. (AP) — Susan Phalen no comió, no tomo agua, ni durmió mientras pasaba la gélida noche dentro de su vehículo detenido sobre la autopista interestatal 95 en Virginia. Meera Rao y su esposo estaban a unos 30 metros (100 pies) de una salida, pero no pudieron moverse en 16 horas.

El senador Tim Kaine se dirigía a Washington cuando un trayecto de trabajo aparentemente habitual se convirtió en un calvario de 21 horas o, como lo definió, “un proyecto de supervivencia”.

Ellos fueron algunas de las cientos de personas que quedaron atrapadas en la principal autopista de dirección norte-sur de la Costa Este de Estados Unidos bajo temperaturas gélidas, después de que una tormenta invernal frenó por completo la circulación y dejó a algunos conductores atascados hasta por 24 horas.

Los problemas comenzaron la mañana del lunes, cuando un camión quedó atravesado sobre la interestatal 95, desatando una reacción en cadena de varios vehículos fuera de control, dijo la policía estatal. Eventualmente, los carriles en ambas direcciones quedaron bloqueados en un tramo de 64 kilómetros (40 millas) de la autopista entre Richmond y la capital del país en momentos en que caían cinco centímetros (2 pulgadas) de nieve por hora.

Cientos de conductores pasaron la noche en sus vehículos, preocupados por la falta de comida, agua y combustible, mientras las temperaturas descendían por debajo del punto de congelación. Una familia reportó que llevaban más de 18 horas sin comer.

No hubo reportes de heridos graves o decesos, pero los conductores ciertamente estaban frustrados.

“Nadie vino, es increíble”, dijo Rao, quien viajaba el lunes por la noche rumbo a su casa en Burtonsville, Maryland, después de visitar a su hija en Carolina del Norte. “Estamos en el país más avanzado del mundo y ¿nadie pudo despejar siquiera un carril para que pudiéramos salir de este desastre?”

No fue sino hasta alrededor de las 8:30 de la noche del martes que el Departamento de Transporte de Virginia pudo reabrir la interestatal. Las autoridades habían anunciado horas antes que todos los conductores varados ya habían salido de la autopista. Funcionarios de transportes supervisaron posteriormente el retiro de los vehículos abandonados restantes y se aseguraron de que todo el tramo hubiera quedado despejado de nieve.

Mientras los conductores varados esperaban en sus vehículos, muchos de ellos publicaron mensajes de desesperación en redes sociales. Entre la medianoche y las 3 de la mañana, la circulación estuvo detenida por completo, informaron las autoridades estatales.

El gobernador Ralph Northam dijo que su equipo respondió durante la noche al enviar mensajes de emergencia para conectar a los conductores con personal de ayuda, y colaboró con autoridades locales para instalar los albergues de calefacción que fueran necesarios. Funcionarios dijeron a la prensa que había cuadrillas que ayudaban a distribuir alimentos, agua y combustible.

Rao dijo que apagaron el motor de su auto al menos 30 minutos para conservar combustible y encendían la calefacción apenas lo suficiente para mantenerse calientes. Tenían unas papas fritas, nueces y manzanas, pero Rao no quiso tomar agua porque tenía un esguince en el tobillo y no creía que pudiera caminar hasta el baño más cercano.

Finalmente, alrededor del mediodía, llegó un camión grúa que despejó algo de nieve, permitiéndoles a los Rao y a otros conductores circular en reversa y tomar la salida.

“Fue un mensajero de Dios”, dijo Rao. “Literalmente se me salieron las lágrimas”.

___

Kunzelman reportó desde College Park, Maryland.

Copyright 2022 Nexstar Media Inc. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten, or redistributed.