TAMPA, Fla. (WFLA) — En los Estados Unidos, el Cinco de Mayo es una de las fiestas más populares que se espera todo el año y se conmemora, tradicionalmente, comiendo platillos y tomando bebidas típicas mexicanas, al son de mariachi en honor a la Batalla de Puebla de 1862. Pero, ¿qué sucedió exactamente el quinto día del quinto mes del año hace 160 años?

“La Batalla de Puebla tuvo lugar el 5 de mayo de 1862 como consecuencia directa de las políticas realizadas por el presidente Benito Juárez, quien al ver la mala situación económica de México decidió suspender los pagos de deudas a España, Inglaterra y Francia, ya que estos significaban el 70% de los recursos económicos del país” se lee un artículo en la página oficial del Gobierno de México, que describe el origen del enfrentamiento.

En el artículo se continúa explicando: “En consecuencia, los tres países se unieron y movilizaron sus tropas a la República Mexicana. Manuel Vicente Doblado, ministro de Relaciones Exteriores, logra un acuerdo con España e Inglaterra y se firma el Tratado de la Soledad. Sin embargo, Francia no acepta el trato decidiendo invadir las tierras mexicanas el 27 de abril de 1862, comenzando en Acutzingo, Veracruz”.

La Batalla de Puebla fue un conflicto armado entre la República de México, bajo el mando del General Iganacio Zaragoza, y del Segundo Imperio francés, liderado por Charles Ferdinand Latrille, conde de Lorencez.

De esta batalla histórica, México saldría victorioso y marcaría un importante momento en la lucha del país latinoamericano para mantener su independencia de Europa, la cual había conseguido solo un poco más de 40 años antes, el 16 de septiembre de 1821.

¿Por qué se celebra la fecha en Estados Unidos?

“Hay evidencia de que la comunidad mexicana en California comenzó a celebrar la victoria de esta batalla el mismo año en que tuvo lugar.” escribe en una publicación Paloma Celis Carbajal, curadora para Colecciones de Latinoamérica, Iberoamérica y Latinas en Estados Unidos de la Librería Pública de Nueva York.

“Es fácil entender por qué el Cinco de Mayo resonó y fue motivo de orgullo para una comunidad que recientemente había sido parte del mismo país. Asimismo, se comprende como otros estadounidenses, latinos o no, pudieran también identificarse y conmoverse con este suceso, especialmente aquellos que estaban en contra de las monarquías y a favor de la libertad brindada por gobiernos democráticos y legítimos” continúa Celis Carbajal en su publicación.