CLEVELAND (WJW) – A Isaiah, de once meses, le gusta un buen refrigerio y, aunque en este momento puede estar pensando en una hamburguesa, la fórmula será parte de su rutina diaria al menos por un tiempo más.

Pero encontrar fórmula para bebé para muchos padres es un poco difícil en este momento. La escasez en todo el mundo también está afectando los estantes de las tiendas estadounidenses.

“Ha sido un inconveniente. Por lo general, la conseguimos en Costco. Al principio traté de abastecerme y lo limitaron a dos a la vez, o dos [tiendas] a las que hemos ido, no han tenido ninguna y sé que mi cuñada que también tiene un bebé y ordena Similac en Amazon y, a veces, se ha agotado”. dice la madre de Isiah, Katie Goldby.

Esa es la misma historia en todo el país.

Aquí han pasado dos cosas. Los mayores fabricantes de fórmula para bebé, Abbott y Mead Johnson, tienen problemas para obtener algunos de los ingredientes que necesitan, lo que ha ralentizado la producción.

Además, una gran retirada de ciertos lotes de Similac y otras dos marcas en febrero ha exacerbado el problema de suministro.

Incluso si su marca habitual no está disponible, los pediatras dicen que la mayoría de los niños pueden adaptarse a otra marca.

“Estoy seguro de que hay diferencias de sabor y cada bebé tiene preferencias, pero si necesita cambiar las fórmulas, debería estar bien. La única excepción serían los bebés que toman tipos especiales de fórmula, como ciertas fórmulas hipoalergénicas o fórmulas elementales”, dijo la Dra. Lauren Beene de Rainbow Babies y Children’s Hospital Suburban Pediatrics.

La Dr. Beene dice que reciben muchas preguntas de los padres sobre qué hacer cuando su marca preferida de fórmula no está disponible.

Ella dice que no uses leche de vaca o de cabra. No tiene ni por cerca la nutrición correcta para un bebé y podría causar problemas.

Tampoco pienses en diluir la fórmula que ya tienes para hacerla durar más. Puede cambiar de marca, pero toda la fórmula debe administrarse en la mezcla adecuada.

“Los contenidos de la fórmula, en particular los electrolitos, sodio, potasio y todo eso, están en una proporción muy específica y cuando se diluyen con agua adicional, se diluyen demasiado y los riñones del bebé no están lo suficientemente maduros para filtrar adecuadamente el agua adicional”, dijo la Dr. Beene.

La Dr. Beene alienta a los padres que tienen problemas para encontrar fórmula a que hablen con su pediatra porque pueden indicarles recursos que pueden ayudarlos.

Los principales fabricantes de fórmula para bebés dicen que esperan recuperar los suministros, pero aún no hay un cronograma establecido.

Para los padres, los límites y las carencias seguirán siendo un dolor.

“En general, estamos tratando de obtener valor por el precio. Eso es especialmente frustrante cuando hay disponibilidad limitada y hay menos opciones y tienes que elegir algo caro. Afortunadamente él no es quisquilloso, pero algunos bebés sí lo son”, Goldby dice

La Dr. Beene dice que si tiene alguna pregunta sobre la fórmula, debe comunicarse con su pediatra.