MONTGOMERY, Alabama, EE.UU. (AP) — Una doctora de California propone una clínica de aborto flotante en el Golfo de México como una forma de mantener el acceso para las personas en los estados del sur donde se han promulgado prohibiciones al aborto.

La idea es proporcionar una clínica a bordo de un barco en aguas federales, y fuera del alcance de las leyes estatales, que ofrezca abortos quirúrgicos en el primer trimestre, anticoncepción y otros cuidados, dijo la Dra. Meg Autry, obstetra y ginecóloga y profesora de la Universidad de California San Francisco.

“Ha habido un asalto a los derechos reproductivos en nuestro país y soy un defensor de toda la vida de la salud reproductiva y la elección. Tenemos que crear opciones y ser reflexivos y creativos para ayudar a las personas en estados restrictivos a obtener la atención médica que merecen”, dijo a The Associated Press.

Autry dijo que la idea está solo en la etapa de recaudación de fondos a través de la organización sin fines de lucro, “PRROWESS”, abreviatura de “Protección de los derechos reproductivos de las mujeres en peligro por los estatutos estatales”.

La propuesta se produce cuando el acceso al aborto en el sur de los Estados Unidos se ha reducido rápidamente después de que la Corte Suprema de los Estados Unidos devolviera el tema del aborto a los estados.

Alabama, Mississippi, Luisiana y Texas han hecho efectivas las prohibiciones del aborto. Una ley de Florida, que entró en vigor después de un tira y afloja legal, prohíbe los abortos después de las 15 semanas, con excepciones si el procedimiento es necesario para salvar una vida, prevenir lesiones graves o si el feto tiene una anomalía fatal.

Autry dijo que su equipo legal cree que hay una franja de agua federal donde los proveedores con licencia podrían realizar abortos de manera segura y legal fuera del alcance de las leyes estatales. Para las mujeres en los estados del sur que prohíben el aborto, ir a la costa y abordar un bote puede ser más fácil y más cercano que tratar de viajar a un estado donde el aborto sigue siendo legal, dijo.

“Este es un acceso más cercano y más rápido para algunas personas, particularmente para los trabajadores que viven en la parte más al sur de estos estados”, dijo.

Autry dijo que todavía están tratando de resolver muchos de los detalles, como dónde zarpará el bote y cómo llegarían las mujeres al barco.