REIDSVILLE, Carolina del Norte (WGHP) — La introducción de Tate Walker en el mundo no fue fácil.

El 5 de diciembre de 2021, los padres Jahavier y Ryan Walker se dieron cuenta de que era hora de ir al hospital para el nacimiento de su primer hijo, pero la llegada real de Tate no se produjo hasta después de haber estado en el canal de parto durante unas 30 horas.

Una vez que Tate nació por cesárea, lo sacaron rápidamente de la habitación debido a que tenía líquido en los pulmones. Horas después, sus padres pudieron verlo.

Lo que pronto sabrían es que es probable que Tate nunca los vea.

“Dijeron que iba a estar hinchado por uno o dos días”, recordó Ryan.

Alrededor de las 9:00 p.m. de la noche siguiente, los padres dicen que un médico entró en la habitación y les dio noticias que nunca habían anticipado.

Tate aún no había abierto los ojos, lo que originalmente se atribuyó a su hinchazón. Sin embargo, el médico descubrió que Tate había nacido con anoftalmía, lo que significa que no tenía ojos.

“Estará ciego el resto de su vida. Eso fue todo”, dijo Ryan sobre su conversación inicial con el médico. “Por supuesto, estábamos tan conmocionados que no podíamos hacer preguntas sobre qué es eso, qué significa eso”.

Ryan y Jahavier dijeron que pasaron la noche llorando, tratando de comprender lo que acababan de escuchar mientras investigaban lo suficiente para preparar preguntas para el médico al día siguiente. Después de obtener algunas respuestas sobre cómo cuidar a Tate y por qué su desarrollo sería diferente al de otros niños, Tate y sus padres se sometieron a pruebas genéticas.

“El gen que desarrolla tus ojos, sea lo que sea ese número largo y letras. Se eliminó la letra C”, explicó Jahavier sobre los resultados de Tate.

La familia ha dependido en gran medida de los sistemas de apoyo, ya que el horario de sueño de Tate es anormal y los padres siguen trabajando. También, han encontrado grupos dedicados a familias que están pasando por lo mismo.

“Nos dicen que es muy raro, pero hay mucha gente en ese grupo de Facebook”, dijo Jahavier.

Los padres de Tate dicen que cuando las cuencas de sus ojos sean lo suficientemente grandes, podrá tener ojos protésicos. Mientras tanto, recibirá terapia de la vista y fisioterapia, teniendo en cuenta que habrá una curva de aprendizaje prolongada para aprender a gatear y caminar.

Lo que sí tiene Tate, dicen sus padres, son algunos nervios que se habrían conectado a sus ojos. Con los avances en ciencia y tecnología, esperan que algún día pueda tener ojos implantados.

“Tate tiene gente apoyándolo por todas partes”, dijo Ryan.

Poco después del nacimiento de Tate, sus padres afirman que les dijeron que su condición actualmente no tiene cura. Calificaría para los beneficios de Medicaid y del Seguro Social.

Sin embargo, dicen que se les negó porque “ganan demasiado dinero”. Ahora dicen que pagan alrededor de $1,200 al mes por su seguro médico además de otros gastos relacionados con la salud.