HARTFORD, Connecticut, EE.UU. (AP) — Un policía estatal de Connecticut fue acusado de homicidio involuntario en el tiroteo fatal de un hombre en 2020.

Las autoridades dicen que el policía Brian North se entregó al inspector general del estado el martes por la noche.

North disparó fatalmente a Mubarak Soulemane en enero de 2020 cuando Soulemane estaba sentado en el asiento del conductor de un automóvil en West Haven, donde terminó una persecución a alta velocidad y la policía encerró el automóvil.

Las autoridades dicen que North pagó una fianza de $50,000, fue puesto en licencia administrativa pagada y sus poderes policiales fueron suspendidos.

La oficina del inspector general publicó un informe el miércoles diciendo que el tiroteo no estaba justificado. North dijo a los oficiales que temía que Soulemane atacara a otros oficiales con un cuchillo.