HARTLAND, Wisconsin (AP) — Las seis personas encontradas muertas después de un incendio en un apartamento en un pueblo del sur de Wisconsin la semana pasada habían recibido disparos en un aparente caso de asesinato-suicidio, dijo la policía.

Los cuerpos de una pareja y sus cuatro hijos fueron encontrados la madrugada del viernes después de que llamaron a los bomberos a su apartamento en llamas en Hartland.

Diez de los inquilinos restantes en el edificio de cuatro unidades lograron salir a salvo.

El jefe de policía de Hartland, Torin Misko, dijo el lunes por la noche que todas las víctimas tenían una herida de bala. Dijo que Connor McKisick, padre y padrastro de los cuatro niños, se autoinfligió una herida de bala. Los otros que murieron incluyen a Jessica McKisick, una niña de 14 años, una niña de 12 años y dos niños de 3 años.