CHESAPEAKE, Virginia, EE.UU. (AP) — Un tirador abrió fuego en un Walmart en Virginia el martes por la noche y dejó seis muertos, dijo la policía, en el segundo asesinato masivo de alto perfil en pocos días. El agresor también está muerto.

La tienda en Chesapeake ahora está a salvo, dijo el oficial Leo Kosinski en las primeras horas del miércoles.

El tiroteo del martes también trajo recuerdos de otro en un Walmart en 2019, cuando un hombre armado que, según la policía, estaba apuntando a mexicanos abrió fuego en una tienda en El Paso y mató a 22 personas.

Anteriormente, Kosinski dijo que no podía decir cómo murió el atacante, pero que no creía que la policía disparara.

Aparentemente, el tiroteo había cesado cuando la policía llegó a la tienda en Chesapeake, que es la segunda ciudad más grande de Virginia y se encuentra junto a las comunidades costeras de Norfolk y Virginia Beach.

Mike Kafka, portavoz de Sentara Healthcare, dijo en un mensaje de texto que cinco pacientes de Walmart estaban siendo tratados en el Hospital General de Norfolk. Sus condiciones no estaban disponibles de inmediato.

Walmart tuiteó el miércoles temprano que estaba “conmocionado por este trágico evento”.

El senador estadounidense Mark Warner dijo en un tuit que estaba “asqueado por los informes de otro tiroteo masivo, esta vez en un Walmart en Chesapeake”.

La senadora estatal Louise Lucas se hizo eco del sentimiento de Warner y tuiteó que estaba “absolutamente desconsolada porque el último tiroteo masivo de Estados Unidos tuvo lugar en un Walmart en mi distrito”.