SPRINGFIELD, Ill. (WCIA) — Dos socorristas en Springfield, Illinois, fueron acusados de asesinato en primer grado después de que un paciente que transportaban en una ambulancia muriera.

Peggy Finley y Peter Cadigan fueron acusados en relación con la muerte de Earl Moore Jr, de 35 años, anunció el martes el fiscal estatal del condado de Sangamon, Dan Wright.

Tanto Finley como Cadigan trabajaban para Lifestar, una empresa privada de ambulancias.

La policía de Springfield dijo en diciembre de 2022 que Earl Moore Jr. llamó al 911 porque vio a varias personas con armas. Luego, los oficiales se encontraron con alguien afuera que afirmó que Moore Jr. estaba experimentando un episodio de alucinaciones y necesitaba asistencia médica.

La policía de Springfield llamó a Finley y Cadigan para que transportaran a Moore Jr. al hospital. El abogado del estado dijo que los trabajadores de EMS lo pusieron en la camilla boca abajo.

El forense Jim Allmon clasificó su muerte como un “homicidio” por asfixia “debido a la inmovilización boca abajo en una camilla de transporte de paramédicos con correas apretadas en la espalda”.

“Sabiendo, en base a su capacitación, experiencia y las circunstancias circundantes, que tales actos generarían daños corporales y/o la muerte, en violación del Código Penal del estado de Illinois, las posibles sanciones que enfrentan ambos acusados incluyen un rango de 20 a 60 años en el Departamento Correccional”, dijo Wright.

Uno de los trabajadores de EMS, Peter Cadigan, fue investigado previamente por una muerte cuando una ambulancia que conducía golpeó y mató a un niño. La familia presentó una demanda por homicidio culposo; sin embargo, un juez dictaminó que Cadigan no era culpable por no detenerse a tiempo.