ROUND LAKE BEACH, Illinois (WGN) – Un padre fue acusado de asesinato en primer grado después de admitir haber ahogado a sus tres hijos, dijo la policía el martes.

Alrededor de la 1:40 p.m. del lunes, se contactó a la policía de Round Lake Beach para realizar un control de bienestar en una casa en la cuadra 200 de East Camden Lane. Al llegar, la policía localizó a tres niños fallecidos en el interior, luego identificados como Bryant de 5 años, Cassidy de 3 años y Gideon de 2 años.

La policía dijo que los niños estaban visitando a su padre, Jason Karels, de 35 años, quien estaba separado de su esposa y tenía la custodia en ese momento. Su madre le pidió a la policía que realizara un control de bienestar antes de una cita médica programada, dijo la policía.

“No puedo imaginar el dolor que está pasando esta familia en este momento”, dijo el jefe de policía de Round Lake Beach, Gilbert Rivera.

Karels los ahogó y luego fue visto por la policía estatal de Illinois en su Nissan Maxima rojo, lo que provocó una persecución policial de 17 minutos que terminó en la I-80 cerca de Joliet, dijo la policía en una conferencia de prensa.

La policía dijo que el padre admitió haber matado a sus hijos después de que lo detuvieran. Fue transportado a un hospital local y posteriormente acusado de asesinato en primer grado el martes.

Un GoFundMe para la madre ha recaudado más de $25,000 en este momento.

Está previsto que Karels comparezca ante el tribunal de fianzas el miércoles.