NUEVA YORK (NewsNation Now) — El oficial de policía de la ciudad de Nueva York, Wilbert Mora, quien murió en el cumplimiento de su deber, ayudó a salvar cinco vidas más por una decisión que tomó antes de su muerte.

Mora, de 27 años, decidió ser donante de órganos.

“Es un héroe”, dijo Roxanne Watson, receptora de un trasplante de órganos, el jueves en “NewsNation Prime”. “Los donantes de órganos son héroes. Eso es todo. Y él es un héroe una y otra vez, y su fallecimiento no solo salvará a esas cinco personas, sino que salvará a miles más porque la gente ahora está motivada para seguir adelante y hacer exactamente lo que hizo: inscribirse para ser donante de órganos”.

Mora y el oficial Jason Rivera fueron heridos de muerte el viernes pasado por un hombre armado que les tendió una emboscada mientras respondían a una llamada sobre una disputa familiar en un apartamento de Harlem.

Después de que quedó claro que Mora no sobreviviría al tiroteo, su familia donó sus órganos, de acuerdo con sus deseos. Mora ayudó a salvar a las cinco personas con su corazón, hígado, riñones y páncreas.

“Él salvó a cinco personas, mi donante salvó a cinco personas”, dijo Watson. “Hubo tantas cosas sobre esto que, ya sabes, me golpearon en el corazón, literalmente”.

Watson esperó dos años por un corazón antes de recibir su trasplante en 2010.

Pasó un total de “104 días en el hospital, 78 esperando el corazón”, dijo Watson. “Eso fue difícil. Esa fue la parte más difícil. Te acuestas allí y te estás muriendo. Y esperas que alguien venga y te salve”.

Mora estaba en su cuarto año en el trabajo.